Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Donar

Café Tortoni, la historia viva de Buenos Aires

Compartir en redes sociales:

Es el café maestro, el más antiguo. Es imposible imaginarse la Avenida de Mayo sin este lugar.

La imponente fachada del café que da a la Avenida de Mayo fue obra del arquitecto Alejandro Christophersen, realizada en 1898. Foto: GCBA

Celeste del Bianco – Periodista (Buenos Aires)

El Café Tortoni es el más antiguo que permanece abierto en la Ciudad de Buenos Aires. Desde el año 1858 fulgura imponente en el número 825 de la arbolada Avenida de Mayo, en el barrio de Monserrat. Es el lugar donde cantó el legendario Carlos Gardel, quién también tenía una mesa cercana a la entrada trasera, por la calle Rivadavia.

“Tortoni de ahora te habita aquel tiempo/ Historia que vive en tu muda pared./ Y un eco cercano de voces que fueron,/ se acoda en las mesas, cordial habitué”, relata el tango “Viejo Tortoni” creado por Eladia Blázquez y Héctor Negro.  Paredes recubiertas de madera que junto al cielo raso de vitraux fueron testigos de la memorable “Peña Tortoni” que se desarrolló entre 1926 y 1943.

En sus mesas de roble y mármol veteado verde y blanco y sillas de roble y cuero se reunieron el pintor Benito Quinquela Martín, los poetas Alfonsina Storni y Baldomero Fernández Moreno, García Lorca, Benavente, Ortega y Gasset, Cátulo Castillo, Xul Solar, Scalabrini Ortiz entre muchos más.

Entre los clientes más destacados se encontraban los escritores Jorge Luis Borges, Luigi Pirandello, Federico García Lorca y Julio Cortázar, así como los músicos Arthur Rubinstein y el mítico Carlos Gardel. Aquí estatuas de Borges, Gardel y Alfonsina Storni en el lugar. Foto: Cortesía

“Cargado de historias, lleno de situaciones, todos los personajes que han venido del exterior han pasado por ahí. Tuvo la famosa “Peña Tortoni” que fue un lugar de reunión maravilloso.  En la actualidad sigue siendo un café magnífico, donde en sus dos salones del fondo, Alfonsina Storni y Eladia Blázquez, hay espectáculos de tango y reuniones. Uno no se imagina a la Avenida de Mayo sin el Café Tortoni. Es una de las cuestiones esenciales que tiene la ciudad”, recalcó el historiador Horacio Spinetto.

Focalizados en el turismo o conservando su espíritu de barrio, los cafés mantienen viva la comunión entre las personas.

Compartir en redes sociales:

2
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Artículos Relacionados

Únete a la red colaborativa

Mantenemos tus datos seguros