Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Donar

Colaboración digital: las posibilidades, conectividad y el poder de las redes es impresionante, pero...

Compartir en redes sociales:

Colaboración digital: las posibilidades, conectividad y el poder de las redes es impresionante, pero…

¿qué nos impide sacar el mayor provecho a nuestra participación y vida digital?

Hola!!!

Mucho se habla, hablamos y compartirmos en nuestras redes acerca de la importancia y beneficios de la colaboración, de la alta conectividad con personas y lugares lejanos, pero del post al hecho, hay un par de brechas, que limitan potencialmente, la posibilidad realista de materializar nuestra vida digital a partir de la colaboración.

¿Qué nos detiene?, ¿en dónde para el proceso para cerrar colaboraciones digitales exitosas?, ¿qué falta?, para que esos mensajes lanzados o reciclados en la red, sean posibilidades reales de apoyo y empoderamiento colectivo. En donde podamos aprovechar todo el potencial que tenemos en cada uno de los diferentes usuarios con los que compartimos digitalmente.

Pensando estructural, organizacional y estratégicamente, apelaría a los siguientes puntos que nos detienen y han sido tema de discusión en mis conferencias:

  • Estamos demasiado ocupados en destacar y brillar. Tanto, que dejamos de lado las oportunidades que se presentan en nuestra red, así como la posibilidad de realmente construir una colaboración digital. Nos ocupamos en nosotros, de nosotros y para nosotros, dejando de lado el real valor o potencial en lo que otras personas, empresas o colectivos comparten en las redes, quizá si dejamos de pensar en lo que hacemos y nos concentramos un poco en lo que hacen los demás, podríamos encontrar contenido, opciones y posibilidades bastante interesantes.
  • Queremos tener el post, imagen o medio ganador. Que a todos llame la atención pero que no necesariamente evoca a la acción o colaboración, a veces dedicamos una importante cantidad de tiempo a lo que vamos a subir a nuestras redes, tratamos de cuidar el mínimo detalle, y buscamos algo que sea pegador, innovador, que aporte valor y a la vez sea y se vea diferente a lo que el resto de los contactos postean. Quizá si pensamos desde afuera, y nos concentramos en las necesidades de nuestra red, podemos empezar a generar una cultura de colaboración.
  • Estamos acostumbrados a competir y entrenados para “no necesitar”. De fondo la ayuda de otros, o la idea de que “los otros” deberían necesitar mi ayuda. Puede hacernos frenar en seco la posibilidad de colaborar y no sólo digitalmente, en el entorno actual, la colaboración y el empoderamiento colectivo, marca la verdadera oportunidad de crecer, de facilitar desde soluciones hasta necesidades. Es ahí en donde de repente nos limitamos y encerramos en un espacio de cero crecimiento, competir no nos hace mejores, nos limita, y eso es importante tenerlo presente. Cuando colaboramos compartimos naturalmente nuestras capacidades y entendemos las de otros.
  • No tenemos claro lo que deseamos, necesitamos y aportamos. Es importante tener clara nuestra participación y vida en las redes sociales, de este modo no nos perdemos en lo que buscamos y comunicamos, además de que podemos orientar nuestra participación a objetivos o metas claras y concretas. Esto disminuye tiempos, agiliza relaciones, facilita contactos útiles y aumenta nuestra participación de valor en nuestros medios tradicionales de interacción digital.
  • No somos buenos cerrando negociaciones. A veces tampoco iniciando una negociación, no sabemos como generar ideas que promuevan alianzas en donde todos salgamos ganando. Esto es muy común, deseamos, queremos, buscamos, pero no sabemos como cerrar desde el acercamiento hasta el trato que beneficie mutuamente a todos. Es trascendental ser buenos negociadores, más en ambientes digitales.
  • No tenemos una agenda y disciplina de nuestra vida digital. A veces el ritmo de vida profesional, es demasiado absorbente y no nos da el tiempo para tener una agenda de trabajo sobre nuestra vida digital, y es precisamente por eso, que tenemos que organizar y dirigir nuestra interacción en las diferentes redes sociales, principalmente aquellas, que están enfocadas al crecimiento y desarrollo profesional. Una disciplina digital, puede significar parte de un crecimiento y expansión sostenible.

Limitamos la capacidad natural de nuestra red. Estamos acostumbrados a hacer red y colaborar con aquellos que comparten intereses, experiencias, lugares o actividades pasadas o similares, y no está mal, de hecho como primer paso de contacto es bastante bueno que lo hagamos, pero en donde verdaderamente aumentamos la capacidad de crecer, es cuando nos abrimos con otros contactos que no forzosamente piensan, viven, conocen o están formados como nosotros, esa es una verdadera fuente de poder para crear redes, es algo que enfatizo como eslabón de éxito en mi libro #Basta de Fracasos.

  • Abrir la puerta a la verdadera colaboración. Sostenible, realista, empoderadora, en donde para empezar asumamos la responsabilidad y oportunidad, de que otros vengan realmente a asesorarnos o ayudarnos a cómo hacer una u otra cosa. Necesitamos remover la idea de que con el alto nivel de acceso a información, desde diferentes lugares y fuentes, podemos asumirnos capaces de realizar muchas cosas, sin embargo el tener la información no nos asegura dos cosas básicas: aprendizaje y experiencia de realización. En el momento en que damos oportunidad y abrimos la puerta a una verdadera colaboración de ida y vuelta, definitivamente estamos ampliando nuestra posibilidad de realización pero sobre todo de crecimiento. Por así decirlo, “le damos un para qué los necesitamos a nuestros contactos”.
  • Tenemos información, no sabemos que hacer con ella. En relación al punto anterior, a veces tenemos tanta información a nuestra disposición, que perdemos la capacidad de procesarla, seleccionarla y utilizarla, dejando de lado la opción real, de explotarla a nuestro favor. Es importante hacer una diferencia entre la información y las experiencias, cuando tenemos contacto con otros profesionales las experiencias es lo más valioso que puede nutrir incluso las ideas sobre que hacer con la información que tenemos a nuestra disposición.

Con base en los puntos anteriores, podemos empezar a romper la barreras que quizá sin darnos cuenta, hemos implementando en nuestra participación digital, limitando el potencial de crecer, aprovechar y dinamizar las redes en las que participamos.

Linkedin como otras redes, representa una oportunidad precisa, única y altamente confiable para realizar contactos, alianzas, oferta o satisfacción de productos y servicios, sólo necesita de nuestra parte orden, disciplina y estrategias claras.

Algunos de los puntos que todos tenemos en común, es que de una u otra manera, buscamos beneficiar y beneficiarnos de los contactos que tenemos en nuestras redes, enfocar cómo, quién, para qué, cuándo y dónde, es primordial para sacarle un mejor provecho.

Por lo pronto me pongo a sus órdenes para desarrollarnos juntos, soy presidente de la Asociación Mexicana de Resiliencia, de mi firma Genera Cambios, especialista en Desarrollo Humano Estratégico y Evolutivo, asesor de alto nivel, speaker de Conferencistas México y escritor de VR Editoras!!!

Venga que un saludo puede hacernos una diferencia importante!

Fernando Hernández Avilés

www.generacambios.com / www.resilienciamexico.org

@generacambios / 559191-9292

Compartir en redes sociales:

0
0

Este es un espacio de cocreación libre e independiente. Las tesis, los argumentos, las opiniones expresadas aquí reflejan los puntos de vista de los autores y no comprometen el pensamiento ni la opinión del equipo editorial de LA Network. Uno de nuestros principios es la pluralidad y la practicamos con convicción.

¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios