Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Idea – Banner superior general
Donar

LA

Network

Equipo editorial Medellín - Colombia
Editor
¿Te gustó este contenido? Apoyar a este autor

Curridabat y su estrategia de biocorredores y ‘espacios de dulzura’

Compartir en redes sociales:

Este proyecto concebido como proceso de transformación para la periferia este de San José, en la municipalidad de Curridabat, propone una idea de ciudad en coexistencia con su flora y su fauna.

Curridabat tiene 75 mil habitantes en 16 kilómetros cuadrados. Es una ciudad conurbada con el resto de la gran área metropolitana de Costa Rica. Es una ciudad muy particular porque hace algunos años los ciudadanos decidieron organizarse de tal manera que mantienen una visión muy autónoma del desarrollo.

Justamente este proyecto, también ganador en la categoría Acknowledgement de LafargeHolcim 2017, superpone varias redes de intervenciones. Se rehabilitan los parques existentes y algunos son transformados en nuevos humedales para mitigar los efectos negativos de las inundaciones. Las calles asumen una doble función y actúan también como “biocorredores” que vinculan los parques y bosques particularmente para los polinizadores, que aportan grandes beneficios a la biodiversidad.

Ya en el nivel del barrio, se realizan intervenciones para generar puntos de encuentro e instalaciones culturales a través de la planificación participativa y la renovación. En conjunto, los distintos niveles de intervención redefinen la flora, la fauna y a las personas como “ciudadanos” todos de Curridabat.

Erick Calderón Acuña, de Tándem Arquitectura, San José, Costa Rica; Irene García Brenes y Edgar Mora Altamirano, Municipio Curridabat, Costa Rica. Foto: LafargeHolcim

Al jurado le impactó la fuerte coordinación entre la municipalidad, los grupos comunitarios, y los planificadores para lograr transformar sueños en realidades. Si bien el proyecto tiene objetivos muy dignos, el jurado observó que su enfoque en el diseño de los procesos eclipsa parcialmente el resultado arquitectónico.

La participación de la comunidad y la gestión efectiva, en este caso, deben complementarse con objetivos igualmente ambiciosos con relación a las cualidades espaciales y formales del producto final.

No obstante, el jurado del premio valoró el énfasis del proyecto en la gestión, o gubermentalismo, tomando prestado un término acuñado por Michel Foucault, y sus implicancias socio-espaciales en cuanto al diseño urbano.

Compartir en redes sociales:

2
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios