Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Donar

En defensa del Mapocho Pedaleable

Compartir en redes sociales:

En defensa del Mapocho Pedaleable
Mapocho pedaleable

Con tristeza nos hemos enterado de que la intendenta Rubilar ha hecho una presentación a la Contraloría que busca declarar ilegal la aprobación de recursos para construir el Mapocho Pedaleable. Más allá de tener convicción sobre lo legal de lo obrado, y de lo innecesario de una consulta que solo hace retrasar su implementación, me parece bueno aprovechar este hecho para reflexionar sobre el verdadero sentido de este emblemático proyecto urbano para nuestra ciudad.

Cinco razones hacen de este un proyecto único para Santiago. Primero, su origen y desarrollo es absolutamente ciudadano. No solo surge de un proyecto de un conjunto de estudiantes universitarios, sino que a lo largo de todo su desarrollo (más de seis años) ha logrado el involucramiento y compromiso de todas las organizaciones de ciclistas y el apoyo de muchos urbanistas y dirigentes ciudadanos.

Segundo, es parte de una estrategia metropolitana integral para recuperar el río Mapocho para la ciudad. Queremos que el río deje de ser un lugar sucio y segregador (entre norte y sur, oriente y poniente), transformándose en un nuevo espacio público para el encuentro ciudadano, un espacio patrimonial y de arte urbano, un atractivo turístico y un ciclopaseo para el transporte sustentable. Esta estrategia integral incluye proyectos como el 42k, el Mapocho Limpio en Quinta Normal y Cerro Navia, el Parque Renato Poblete, el rediseño de la Explanada de los Mercados y distintos concursos de arte urbano en sus paredes.

Tercero, se trata de algo muy superior a una simple ciclovía. Al igual que lo ocurrido con la ribera del Sena en París o la radical transformación del río Cheonggyecheon en el corazón de Seúl, se trata de construir un espacio público donde convivan actividades ciudadanas, artísticas, de recreación, caminatas, paseos y también, por cierto, una ciclovía segura y única de 5,1 km sin interrupción que una la ciudad.

Cuarto, demuestra que el tradicional y limitado sistema de evaluación de inversiones no permite valorar adecuadamente cierto tipo de proyectos urbanos. En efecto, el sistema actual no permite evaluar los beneficios turísticos, sociales, ambientales, de salud pública y de transporte. Solo evalúa el número de ciclistas. Así y todo, el piloto durante 2017 demostró que la demanda de ciclistas era el doble de lo estimado por el estudio encargado en 2013 por la actual ministra Gloria Hutt (2.000 en vez de los 1.000 originales). Ahora, si tomamos en cuenta que la demanda efectiva del ciclopaseo 42k fue 4,4 veces más de lo estimado en su diseño, todo dice que la demanda de este proyecto será muy superior cuando tenga sus cinco accesos permanentes (y no las tres rampas del piloto) y 5,1 km de extensión, y no solo los 2,1 que tuvo hasta ahora.

Quinto, es un proyecto que ha permitido un trabajo intersectorial e interdisciplinario (cuatro municipios, 13 entidades públicas y la ciudadanía), mostrando una nueva forma de hacer ciudad. Dicho trabajo logró que muchas aprensiones sobre su seguridad (tanto ciudadana, hidráulica como patrimonial) fueran despejadas. En su año de funcionamiento como piloto no tuvimos ningún delito y ningún daño al entorno del cauce del río. Además, su costo fue revisado para que fuera el menor posible, pero siempre respetando las exigencias de seguridad tanto hidráulica y ciudadana como patrimonial.

Pocas veces en mi trayectoria de servidor público me correspondió apoyar un proyecto tan ciudadano y emblemático como este. Siendo un proyecto iniciado en el primer gobierno del Presidente Piñera, demostramos claramente nuestra convicción de que proyectos como este son de “Estado y de ciudad”, ya que requieren del compromiso de varios gobiernos para ser implementados. Esperamos que el actual gobierno demuestre con hechos que de verdad comparte esta visión. El paseo y ciclovía inundable “Mapocho Pedaleable” será un buen test a ese espíritu de unidad y de Estado tan proclamado por las autoridades en estos días.

Compartir en redes sociales:

3
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Artículos Relacionados

Imagen