Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Donar

Día sin carro no acelera la movilidad sostenible en Bogotá

Compartir en redes sociales:

Aunque esta iniciativa del gobierno distrital busca desmotivar el crecimiento del parque automotor y promover alternativas de movilidad sostenibles como el transporte público o la bici, el número de carros particulares ha aumentado y la contaminación del aire no baja.

Día sin carro no acelera la movilidad sostenible en Bogotá
Ciclorruta de Bogotá

Así lo sostienen algunos académicos consultados por el Observatorio de Gobierno Urbano (OGU), del Instituto de Estudios Urbanos (IEU) de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), que también entrevistó a funcionarios del gobierno distrital y a líderes políticos.

El profesor Néstor Yesid Rojas, del Departamento de Ingeniería Química y Ambiental de la U.N., considera que dadas las fallas del sistema de transporte público, el ejercicio ha resultado ser un fracaso: “el parque automotor casi se ha triplicado desde que se hizo por primera vez, pese a los trancones”, manifestó.

“El propósito del día sin carro no es realmente reducir la contaminación del aire, pues lamentablemente sus principales fuentes contaminantes y que genera mayor impacto en la salud (material particulado) son los camiones y los buses”, explicó el docente Rojas.

Por su parte el profesor Gonzalo Andrade Correa, del Instituto de Ciencias Naturales (ICN) de la U.N. y miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, consideró que en este día las cifras no tienen una reducción significativa de contaminación del aire en Bogotá, “porque se retiran los carros particulares pero le dan salida a todo el transporte público, y la contaminación auditiva en Bogotá es impresionante”.

Según el docente, recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) midió cerca de 3.000 ciudades en 103 países y determinó que en algunas ciudades latinoamericanas la contaminación es bastante alta, siendo Santiago de Chile y Ciudad de México las más afectadas, mientras Medellín, Bogotá y Lima aparecen como las urbes más contaminantes.

El experto ambiental concluyó que “si en Bogotá y en las principales ciudades de Colombia –como Medellín– se organizara todo el sistema de transporte (no solo el masivo) y se emplearan otros mecanismos con mejor distribución de las rutas, la gente dejaría de usar carro”.

Movilidad sostenible

La Secretaría de Movilidad de Bogotá espera que durante la jornada dejen de circular en la ciudad cerca de 1.200.000 vehículos particulares y 338.000 motocicletas. También se calcula que cerca de 2.500.000 personas se desplazarán por los 540 kilómetros de ciclorrutas habilitados para la jornada.

El secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, indicó que la jornada del día sin carro “es un momento en el que la ciudad da un ejemplo mundial de movilidad sostenible”.

Al respecto, el ingeniero químico de la U.N. Óscar Julián Guerrero Molina, del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), expresó que “el día de no carro es una oportunidad, y dado que tiene un enfoque en la movilidad sostenible es clave para que los ciudadanos eviten el uso del carro particular y empleen otras alternativas”.

En cuanto a la contaminación del aire, señaló que este es un concepto muy relativo y que técnicamente un día sin carro puede o no contribuir a mejorar la calidad del aire: “se ha evidenciado que en algunos días esta puede subir incluso en comparación con un día análogo, es decir, en un día con condiciones meteorológicas similares a las del día sin carro”, precisó el investigador.

“Muchas veces las reducciones esperadas no se observan, o incluso puede pasar lo contrario. Aunque los carros particulares no están circulando sí lo están haciendo aquellos que usan diésel, asociados con el transporte público y los de carga pesada, responsables de la emisión de partículas al aire”, manifestó.

“En términos ambientales podemos ver reducciones en ciertos gases, como por ejemplo en monóxido de carbono y en los óxidos de nitrógeno, asociados con los carros particulares, pero estos contaminantes no son tan críticos como el material particulado. Técnicamente uno no puede asegurar que se reduzca la contaminación”, precisó.

Más de un día al año

Para Clara Rojas, representante a la Cámara de Representantes, “establecer un día sin carro al año es positivo ambientalmente, pues ayuda a generar conciencia y a reconocer la importancia de mantener el aire limpio”.

Según la congresista, los indicadores señalan que sí hay una reducción importante de los índices de contaminación visual y auditiva del aire: “sería deseable implementar la medida para más de un día al año, pero se requiere que el sistema de transporte masivo funcione mejor, de manera que los comercios y los desplazamientos de las personas a sus trabajos no se vean afectadas”, concluyó la representante Rojas.

Agencia de Noticias U.N.

Compartir en redes sociales:

0
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios