Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Donar

Lima ve crecer la pobreza y la percepción de corrupción

Compartir en redes sociales:

En el informe del observatorio ciudadano Lima Cómo Vamos, la corrupción emerge en el momento previo a unas elecciones en las que se advierte de la ausencia de propuestas de ciudad a largo plazo. Pero también se conocen, por otro lado, cifras que dan cuenta del aumento de la pobreza, hecho que no sucedía hace varios años.

Lima ve crecer la pobreza y la percepción de corrupción
Foto: Plaza de Armas en Lima

Para Mariana Alegre Escorza, directora del Programa Lima Cómo Vamos, la octava versión de la ‘Encuesta Lima Cómo Vamos, Informe de Percepción sobre calidad de vida’, correspondiente a valoraciones del año 2017,  llega en un momento crucial para el futuro de Lima.

“Tenemos varios candidatos de distintas perspectivas, los menos con nociones de ciudad sostenible realmente claras. Independientemente que puedan o no hacerlo bien -implementar esas estrategias-, muchos de ellos no son especialistas en ciudad, ni tienen experiencia en gestión  urbana”, afirma Alegre Escorza, para ubicar el valor de los datos de la Encuesta que arriban previo al inicio de la campaña para las elecciones del próximo siete de octubre.

Esther Capuñay, Gustavo Guerra García, Enrique Cornejo, Humberto Lay, María Enrique Ocrospoma, Juan Navarro, Carlos Álvarez, Juan Carlos Zurek, Jorge Muñoz, Julio Gagó, Miguel Ángel Saldaña y Renzo Reggiardo; figuran entre los nombres de los posibles candidatos definitivos para afrontar principalmente y entre muchos, la inseguridad, el transporte público y la corrupción; como los tres problemas más críticos según la percepción de los limeños y los chalacos (habitantes de Callao).

La inseguridad (75.4 % en Lima y 72.5 % en El Callao); el transporte público con 51.3 % y 37 % respectivamente y la novedad del ranking, la corrupción, con 26.7 % en la capital y un 26.3 % en la municipalidad provincial costera; han sido catalogados por los encuestados como los principales asuntos que afectan su calidad de vida.

A ellos se suman los problemas de acumulación de basuras, la limpieza pública, la contaminación ambiental, el mantenimiento de pistas y veredas.

También fueron escalafonados entre los 14 principales problemas el comercio informal, la prevención de desastres, la falta de cultura ciudadana, la falta de árboles y áreas verdes, los impuestos, la falta de agua potable, la falta de apoyo y la cultura y la baja calidad de los espacios públicos.

“Nosotros como observatorio le entregamos formación y data a todos los candidatos que nos la soliciten, es nuestro trabajo y en buena hora que la usen y la aprovechen. Con quien entre estaremos en disposición de acompañarle y apoyar para que tomen las mejores decisiones con base en la evidencia”, recalcó la directora.

Para este año, sin embargo, surge un problema que no estaba en el radar de los candidatos. Justamente hace escasos días en el diario El Comercio, el investigador del Grupo de Análisis para el Desarrollo GRADE, Hugo Ñopo, llamaba la atención sobre una nueva realidad de la pobreza peruana: “Ahora tenemos más pobres urbanos que rurales. De los 7 millones de pobres que hay en el país, 3,2 millones están en el campo y 3,8 millones en la ciudad; y 1,4 millones de ellos en Lima. Nuestra capital, de hecho, tiene tantos pobres como la suma de las poblaciones de Arequipa y Trujillo”, explicaba Ñopo en su columna de prensa.

Y este aumento de la pobreza está explicado en una variable: la pérdida de empleos. Los números de la Encuesta Permanente de Empleo del INEI (Instituto Nacional de Estadística e Informática), evidencian que en 2017 el empleo cayó en la capital peruana. “Dado que el 80 % de los ingresos de las familias peruanas se obtiene trabajando, el impacto ha sido directo. Pero aquí una señal de alerta: durante el primer trimestre del 2018, el empleo ha seguido cayendo y con más fuerza. Si no se toman acciones correctivas, lo más probable es que la pobreza siga subiendo”, advierte Ñopo.

En relación con la percepción de esa pobreza, la encuesta de Lima Cómo Vamos señala que la mayor parte de los limeños y chalacos considera que la pobreza se ha mantenido igual en comparación con el año anterior, pero los limeños del sector D/E (47.9 %) afirman, como primera opción, que se ha incrementado algo o mucho.

Con respecto a las oportunidades de trabajo o empleo, gran parte de los limeños continúa sintiéndose mayormente insatisfecho, siendo las personas de 45 años a más, y que pertenecen a Lima Sur, las que se sienten más afectadas, con 47.9 % y 51.8 % de insatisfacción, respectivamente.

Foto: Chabolas en Lima

Los problemas para los candidatos, al detalle

Según las encuestas realizadas por el observatorio desde 2010, han sido recurrentes los problemas que ocupan los primeros lugares, lo que evidencia que sus tomadores de decisiones no han interpretado de manera correcta las exigencias de los ciudadanos.

Para esta versión por ejemplo, en el caso de la delincuencia y a pesar de los niveles de orgullo de los chalacos (66 %) y limeños (56.2 %); es el robo callejero el principal delito que preocupa en los vecindarios de las dos ciudades; pese a que los datos concretos indican la disminución de los hechos concretos.

Lea aquí el informe completo Lima Cómo Vamos

“Entre 2016 y 2017, pasó de 29.8 % a 24.5 % de víctimas en el último año en Lima y de 27.5 % a 19.8 % de víctimas en Callao”, indica el informe.

Ahora, en relación con el enfoque de género, las mujeres permanecen como afectadas por la inseguridad: en Lima y Callao, 3 de cada 10 mujeres indicó haber sufrido de acoso sexual callejero en el último año.

Además, si de mujeres se trata, ellas han sido víctimas de robo callejero en mayores proporciones que los hombres: 21,6 % frente al 17,9 % que los hombres.

Estos dos datos para conectar con el segundo problema que se centra en el transporte público y en el que además Lima ha sido catalogada por la Fundación Thomson Reuters como la quinta megaciudad más peligrosa del mundo para las mujeres en el transporte público.

Lea: Las mujeres, en riesgo constante en el transporte público de las ciudades latinoamericanas

Y es que la percepción de insatisfacción de los encuestados es evidente en los porcentajes: más de la mitad de la población limeña (51,3 %) considera al transporte público como uno de los principales problemas de Lima. El 69 % de limeños y 46,3 % de chalacos se encuentra insatisfecho con el transporte público, relata el informe.

El 76,4 % de las mujeres dice usar el transporte público (bus, combi, metropolitano, colectivo, metro) dentro de la ciudad para dirigirse al trabajo o lugar de estudio y ellas indicaron que en un 30,7 % en Lima, la situación en el transporte está peor o mucho peor que el año anterior y en El Callao un 31,6 %.

“Eso nos muestra la desigualdad que hay en la ciudad y es un tema muy relevante pues hemos visto casos recientes de mujeres incluso quemadas al interior del transporte público como ocurrió hace poco”, relató Alegre Escorza.

De hecho con estos datos, además la directora recalcó la necesidad de más infraestructura para que las mujeres caminen pues es uno de sus principales medios de transporte.

“Es interesante entender cómo esos pequeños viajes que son tan descuidados en términos de la infraestructura que se ofrece. Estamos hablando de darles calles seguras, iluminadas, mejor espacio público, no son tomados en cuenta que son pequeños viajes al mercado, a la clínica, a la guardería”, enfatizó.

Ahora, relativo a la corrupción el informe señala que la corrupción de los funcionarios se ubicó en tercer lugar  de sus principales problemas con un porcentaje del 26,7 % en Lima y un 26.3 % en El Callao.

Para el informe estos porcentajes de percepción se presentaron gracias a la situación de denuncias de  corrupción a nivel nacional del año 2017; sin embargo, es contundente el incremento porcentual de la crítica de los limeños frente al uso de los recursos públicos que pasó del 48.8 % al 64.8 %.

“En ambas ciudades el porcentaje de aquellos que están de acuerdo con que la corrupción existe en la gestión de los recursos públicos se ha incrementado, sobre todo en Lima (16 puntos con respecto al año pasado), casi el mismo incremento que la mala calificación al alcalde de la capital. Por su parte, Lima Centro y Lima Sur son las zonas de Lima que están más de acuerdo con esta afirmación”, explica el informe.

Compartir en redes sociales:

1
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Artículos Relacionados