Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Donar

“Mi primera y más poderosa razón para ser vegano es la ética”

Compartir en redes sociales:

Carlos Cadena Gaitán, experto colombiano en Movilidad Sostenible, cuenta qué hay detrás de su decisión de no consumir alimentos de origen animal. Lo adelantamos, va mucho más allá de eso…

“Mi primera y más poderosa razón para ser vegano es la ética”
Cadena argumenta que para él y sin “querer convencer a nadie”, comerse un cerdo es como alimentarse de su mascota.

Más de un millón de resultados aparecen en la web tras la búsqueda de ‘beneficios de ser vegano’; la mayoría de ellos hacen alusión a los aspectos que favorecen la salud, de este estilo de vida -más que de alimentarse-, que tiene como base no consumir animales y tampoco alimentos derivados de ellos como los huevos y los productos lácteos.

El vegano tampoco compra productos como ropa u otros, que provengan del sacrificio de animales.

En realidad va más allá. Y también se argumenta -sólidamente-, sus beneficios medioambientales además de aspectos filosóficos como una toma de conciencia, ante el rol del ser humano como parte integral de un planeta vivo.

Por ello LA Network quiso dialogar con el doctor Carlos Cadena Gaitán, experto colombiano en Movilidad Sostenible y quien hace cerca de una década decidió ser vegetariano y desde poco más de dos años vegano.

En pocas palabras, lo que se podría llamar un ‘vegano académico’ y su bagaje intelectual y científico, hace más interesante conocer sus razones ‘veganas’.

“Mi primera y más poderosa razón para ser vegano es la ética”, afirma Cadena quien en 2015 fue director del IV Foro Mundial de la Bicicleta en Medellín y trabaja constantemente porque su ciudad y su país sean más sostenibles.

“Se trata de ser coherentes con lo que pregonamos y tomar acciones que lo demuestren. Los animales que consumimos tienen sistemas sensoriales complejos: sienten dolor. ¿Usted separaría a una cría de homo sapiens de su madre? Eso pasa con un ternero que es separado de su madre para llevarla al proceso que finalmente la llevará al sacrificio”, explicó.

Llamó la atención sobre el consumo de animales como el cerdo, de quienes destacó su inteligencia y la capacidad de sentirse tristes si son separados de sus familias. Recordó a Mahatma Gandhi quien promulgaba la ‘Ahimsa’, término sánscrito que enmarca el concepto filosófico de la ‘no violencia’ y el respeto a la vida.

Carlos Cadena Gaitán, experto colombiano en Movilidad Sostenible y quien hace cerca de una década decidió ser vegetariano y desde poco más de dos años vegano.

En ese sentido, Cadena argumenta que para él y sin “querer convencer a nadie”, comerse un cerdo es como alimentarse de su mascota, “se trata de respetar la vida de los animales y los demás seres, como respetamos la de los homo sapiens”, reiteró.

¿Quieres salvar el planeta? No te compres un carro eléctrico, vuélvete vegano

Ahora, al pensar como afirma la organización Water Footprint Network que para producir un kilo de carne de res se requieren entre 14.000 y 15.000 litros de agua; y que por el contrario un kilo de vegetales, poco más de 300, Cadena empieza a fortalecer sus argumentos.

“La relación más sencilla del calentamiento global es con la deforestación, la expansión de la frontera agrícola, que es cambiar grandes extensiones de bosques para cambiarlos por grandes pastizales para la ganadería”, advierte el académico.

Por ello, el experto en movilidad sostenible da un concepto sin ambages: si queremos contribuir a mejorar la situación actual del planeta, una de las mejores decisiones no es comprar un auto eléctrico “sino asumir una dieta vegana, así de grandes son los números”.

Y no le falta razón, según investigaciones desarrolladas recientemente por la Universidad de Cornell (Nueva York) y difundidas por la publicación Environmental Research Letters; así se terminara con las emisiones por combustibles fósiles pero las tasas de deforestación se mantienen hacia el fin de este siglo; el aumento de temperatura sería de 1.5° centígrados.

Durante los años como vegetariano y los últimos dos como vegano, este colombiano que vive en Medellín, una ciudad latinoamericana de fuerte cultura carnívora, ha sufrido bromas y hasta bullying por su estilo de vida. Sin embargo, Cadena está cada vez más rodeado de personas interesadas en el veganismo y sus beneficios; lo que aumenta su esperanza de que cada vez más personas, como él lo dice, “eleven su nivel de conciencia”.

Compartir en redes sociales:

3
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Artículos Relacionados