Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Idea – Banner superior general
Donar

LA

Network

Equipo editorial Medellín - Colombia
Editor
¿Te gustó este contenido? Apoyar a este autor

El periodismo, primera línea de defensa de la democracia en Latinoamérica

Compartir en redes sociales:

Al concluir la quinta versión del Premio y Festival Gabriel García Márquez de Periodismo en Medellín, la crisis ética, moral y de corrupción, reivindica el valor del ‘oficio más bello del mundo’.

Ceremonia de la quinta versión del Premio y Festival Gabriel García Márquez de Periodismo en Medellín. Foto: David Estrada

Cuenta la historia que si desaparece toda forma de fiscalizar el poder, desaparece la democracia. Y el periodismo es uno de esos baluartes para cuestionar y fiscalizar a los poderosos, a su poder.

Por ello cuando finalizó en Medellín el Premio y Festival Gabo de Periodismo de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, FNPI; ‘el oficio más bello del mundo’ ratificó no solo con el amplio número de trabajos participantes -cerca de 1.400-, sino con sus historias, que es esencial en tiempos de crisis para mantener “sanas las democracias”.

“No hay verdadera democracia si no existe una prensa libre e independiente. Eso puede parecer como un cliché pero el que lo sea no quita que sea una verdad”, aseguró Ricardo Corredor Cure, el director de la FNPI en diálogo con LA Network sobre el aporte del periodismo en la construcción de la democracia en Latinoamérica.

Sobre los 1.383 trabajos de toda Iberoamérica presentados para esta quinta versión del Festival que se realiza en la ciudad de Medellín, Corredor Cure, señaló que son una muestra de que pese a la aceptada crisis que vive el periodismo, sus dificultades, “la pasión por el oficio del  periodismo, y el deseo por prestar este servicio sigue muy vigente en Colombia y América Latina”, afirmó.

Y por “servicio” el director de la FNPI define informar con rigurosidad, transparencia e independencia, todos ellos elementos esenciales para mantener a raya los poderes que vulneran los límites democráticos en su afán de beneficio.

Y es que tan solo en el mes de enero cuando la organización Transparencia Internacional presentó su informe sobre el 2016, 11 de 19 países de la región, empeoraron en su posición frente a este fenómeno de la corrupción.

De allí que el periodismo, pese a que cada vez menos periodistas pueden hacer investigaciones profundas orientadas a revelar lo oculto  y sus capacidades se dedican a producir textos casi que en serie o de manera industrial; se mantenga leal y conserve cierto nivel de fiscalización.

El jurado del Festival entregó los reconocimientos a la Excelencia y el Clemente Zabala, y uno de ellos fue para el mexicano Jorge Ramos de Univisión. Foto: David Estrada

“En el contexto actual de las democracias en América Latina y en Colombia en donde hay una crisis tan profunda sobre todo en corrupción, en ética y la democracia está tan amenazada, el trabajo del periodismo de ser un fiscalizador del poder resulta vital, vitalísimo para que nuestras democracias estén saludables”, destacó Corredor Cure.

Por otra parte, el jurado del Festival, entregó los premios a las cuatro categorías que comprende el galardón, además de los reconocimientos a la Excelencia y el Clemente Zabala.

Los acreedores a estos últimos fueron el mexicano Jorge Ramos de Univisión quien en su discurso invitó, rogó a los periodistas, desobedecer.

“Desobedecer, al final de cuentas, es una transgresión. El buen periodismo siempre rompe algo; nunca deja las cosas como están. Por eso me gusta pensar en el periodismo como contrapoder. Hay que estar siempre del otro lado de los que tienen el poder y, particularmente, cuando esos poderosos abusan de su autoridad”, expresó.

El Clemente Zabala fue para el editor colombiano Fernando Ramírez, director del diario La Patria de la ciudad de Manizales, por su trayectoria como maestro de nuevas generaciones de periodistas y principalmente por sus iniciativas para develar la maraña de corrupción y criminalidad detrás del asesinato de su maestro Orlando Sierra en 2002.

Ya en las categorías principales los ganadores fueron los trabajos ‘El hábito y la mordaza’ (Honduras) en la categoría innovación, ya que abordó el drama de la violencia de las pandillas en este país de Centroamérica bajo el formato de tira cómica.

Por su parte ‘El mapa de la muerte’ (Colombia), galardonado en la categoría Cobertura, trató el caso de la ciudad colombiana de Cali en la que en los últimos 15 años han sido asesinadas cerca de 27.000 personas en la violencia heredada del narcotráfico de los años 90.

En Imagen, el ganador fue el trabajo mexicano ‘Buscadores en un país de desaparecidos’ que se sumergió en el caso de los más de 30.000 desaparecidos que registra México en los últimos 10 años.

Por último el mejor trabajo en la categoría Texto fue ‘Historia de un paria’ sobre lo que significa ser homosexual y pobre en Cuba, “condiciones para ser un paria social en la nueva Cuba que se construía, mientras la homofobia se institucionalizaba paulatinamente en el país”, como explicó la reseña de la FNPI.

Compartir en redes sociales:

3
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios