En el tercer lugar aparece otra ciudad latinoamericana: Lima, capital peruana, con un 58 % de nivel de congestión, subiendo un 8 % en relación con la medición del año pasado. Allí los picos de tráfico en la mañana pueden aumentar el nivel hasta 88 % y en las noches hasta un 104 %.