10 maneras en las que puedes ayudar a combatir la crisis climática

LA Network - Equipo editorial
20 diciembre, 2021 - Ecología Urbana

La evidencia es irrefutable: a menos que actuemos de inmediato para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, difícilmente podremos evitar las peores consecuencias del cambio climático.

Foto de Simon Berger en Pexels

El mundo ya es 1,2°C más cálido que en la época preindustrial y cada fracción de grado cuenta. Las investigaciones científicas muestran que con 2°C de calentamiento global tendremos sequías más intensas e inundaciones más devastadoras, más incendios forestales y más tormentas.

Como dijo el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, en la reciente Conferencia de las Partes de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26): “Nuestro frágil planeta pende de un hilo. Seguimos llamando a la puerta de la catástrofe climática. Es hora de entrar en modo de emergencia o nuestra posibilidad de alcanzar las cero emisiones netas será prácticamente nula”.

El panorama puede parecer deprimente. Pero la buena noticia es que todavía hay mucho que podemos hacer para cambiar el rumbo de esta narrativa.

De acuerdo a Niklas Hagelberg, coordinador de Cambio Climático del PNUMA, “la emergencia climática exige la acción de todos. Necesitamos llegar a las cero emisiones netas para 2050 y todos tienen un papel por desempeñar”. Y añadió: “Nosotros, como individuos, debemos cambiar nuestros hábitos de consumo y presionar a quienes nos representan, nuestros empleadores, nuestros políticos, para que se muevan rápidamente hacia un mundo bajo en carbono”.

Aquí hay 10 formas en que puedes ser parte de la solución:

1. Corre la voz

Anima a tus amigos, familiares y compañeros de trabajo a reducir sus emisiones de carbono. Únete a movimientos globales como Count Us In, que tiene como objetivo inspirar a 1.000 millones de personas a tomar medidas prácticas y desafiar a sus líderes a actuar con más contundencia en favor de la acción climática. Los organizadores de la plataforma dicen que, si 1.000 millones de personas tomaran medidas, podrían reducir hasta un 20% de las emisiones globales de carbono. También podrías inscribirte en la campaña de la ONU #ActúaAhora para tomar acciones para prevenir el cambio climático y a favor de la sostenibilidad.

Fotografía: Unsplash / Becca Tapert 

2. Mantener la presión política

Presionar a los políticos y empresas locales para que se unan a los esfuerzos para reducir las emisiones de carbono. Count Us In tiene algunos consejos útiles sobre cómo hacer esto. Elije un problema ambiental que te interese, decide sobre una solicitud específica de cambio y luego intenta organizar una reunión con un representante local. Puede parecer intimidante, pero tu voz merece ser escuchada. Para que la humanidad tenga éxito en la lucha contra la emergencia climática, los políticos deben ser parte de la solución. Depende de todos nosotros mantenernos al día y ejercer presión.

Fotografía: Unsplash / Callum Shaw

3. Transforma tu movilidad

El transporte representa alrededor de una cuarta parte de todas las emisiones de gases de efecto invernadero y, en todo el mundo, muchos gobiernos están implementando políticas para descarbonizar los viajes. Cuando sea posible, puedes dejar tu automóvil en casa y caminar o andar en bicicleta. Si las distancias son demasiado grandes, elije el transporte público, preferiblemente las opciones eléctricas. Si debes conducir, ofrece compartir el automóvil con otros para que haya menos circulación en la carretera. También puedes anticiparte a la tendencia y comprar un auto eléctrico, así como reducir el número de vuelos de larga distancia.

Fotografía: Unsplash / Coen van de Broek 

4. Controla tu consumo de energía

Si puedes, cambia a un proveedor de energía renovable o libre de carbono. Instala paneles solares en su techo. Sé más eficiente: baja la calefacción uno o dos grados, si es posible. Apaga los electrodomésticos y las luces cuando no los esté usando y, mejor aún, opta por comprar los productos más eficientes, de hecho: ¡esto te ahorrará dinero! Puedes utilizar materiales aislantes para el techo: estará más caliente en el invierno, más fresco en el verano y ahorrarás algo de dinero también.

Fotografía: Unsplash / Jeremy Bezanger 

5. Ajusta tu dieta

Consume más comidas a base de vegetales: tu cuerpo y el planeta te lo agradecerán. Hoy en día, alrededor del 60% de la tierra agrícola del mundo se utiliza para el pastoreo de ganado y las personas en muchos países consumen más alimentos de origen animal de los que son saludables. Las dietas verdes pueden ayudar a reducir las enfermedades crónicas, como las cardíacas, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y el cáncer.

Fotografía: Unsplash / Jo Sonn 

6. Compra lo local y de forma sostenible

Para reducir la huella de carbono de tus alimentos, compra alimentos locales y de temporada. Ayudarás a las pequeñas empresas y granjas del área y reducirás las emisiones de combustibles fósiles asociadas con el transporte y el almacenamiento de la cadena de frío. La agricultura sostenible utiliza hasta un 56% menos de energía, crea un 64% menos de emisiones y permite mayores niveles de biodiversidad que la agricultura convencional. Puedes ir un paso más allá e intentar cultivar tus propias frutas, verduras y hierbas. Puedes plantarlos en un jardín, en un balcón o incluso en el alféizar de una ventana. También puede proponer la idea de un huerto comunitario en el vecindario para involucrar a otros.

Fotografía: Unsplash / Artur Rutkowski 

7. No desperdicies alimentos

Un tercio de todos los alimentos producidos se pierde o se desperdicia. Según el  Índice de desperdicio de alimentos 2021, realizado por el PNUMA, las personas a nivel mundial desperdician 1.000 millones de toneladas de alimentos cada año, lo que representa alrededor del 8-10% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Evita el desperdicio comprando solo lo que necesitas. Aprovecha cada parte comestible de los alimentos que compres. Mide el tamaño de las porciones de arroz y otros alimentos básicos antes de cocinarlos, almacena los alimentos correctamente (usa el congelador si tienes uno), sé creativo con las sobras, comparte extras con tus amigos y vecinos y contribuye a un esquema local para compartir alimentos. También puedes hacer compost con restos no comestibles y usarlos para fertilizar el jardín. El compostaje es una de las mejores opciones para gestionar los residuos orgánicos y al mismo tiempo reducir los impactos ambientales.

Fotografía: Unsplash / Charles Deluvio

8. Vístete de manera inteligente

La industria de la moda representa entre el 8 y el 10% de las emisiones globales de carbono, más que todos los vuelos internacionales y el transporte marítimo combinados. Este sector ha creado una cultura de “usar y tirar” que hace que la ropa termine rápidamente en los vertederos. Pero puedes contribuir a cambiar esto. Compra menos ropa nueva y úsala por más tiempo. Busca marcas sostenibles y usa servicios de alquiler para ocasiones especiales, en lugar de comprar artículos nuevos que solo se usarán una vez. Recicla la ropa y repara cuando sea necesario.

Fotografía: Pexels / Teona Swift

9. Planta árboles 

Cada año se destruyen aproximadamente 12 millones de hectáreas de bosque y esta deforestación, junto con la agricultura y otros cambios en el uso de la tierra, es responsable de aproximadamente el 25% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Todos podemos desempeñar un papel en revertir esta tendencia plantando árboles, ya sea individualmente o como parte de un colectivo. Por ejemplo, la iniciativa Plant-for-the-Planet permite a las personas patrocinar la siembra de árboles en todo el mundo.

Fotografía: Unsplash / Geran de Klerk 

10. Enfócate en inversiones respetuosas con el planeta

Las personas también pueden estimular el cambio a través de sus ahorros e inversiones eligiendo instituciones financieras que no invierten en industrias contaminantes de carbono. Esto envía una señal clara al mercado y ya muchas instituciones financieras están ofreciendo inversiones más éticas, lo que permite usar el dinero para apoyar buenas causas. Puedes preguntar a tu institución financiera sobre sus políticas bancarias responsables.

Fotografía: Unsplash / RawFilm 

Con información del Programa de la ONU para el medio ambiente