Abejas polinizadoras, aliadas en la obtención de mejores granos de café

LA Network - Equipo editorial
1 febrero, 2022 - Ecología Urbana

En los municipios cafeteros de Quipile y Juli, en Cundinamarca (Colombia), una mayor presencia y frecuencia de abejas polinizadoras está relacionada con un incremento de plantas en los cafetales y con una menor distancia a los bosques más cercanos.

Las especies Apis mellifera, Trigona y de la familia Halictidae, son polinizadoras clave en los cultivos de café. CHRISTIAN PUYGRENIER / PUY / Christian Puygrenier via AFP

El estudio de la bióloga Juliana Cepeda Valencia, doctora en Agroecología y profesora ocasional de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), también mostró que las principales especies polinizadoras de estos sistemas productivos serían las abejas de las familias Apidae (Trigona y Apis mellifera) y Halictidae, que encuentran su fuente de alimentos en malezas y árboles dentro del cultivo.

La bióloga destaca que los resultados de su trabajo complementan lo reportado en otras investigaciones sobre la importancia de las abejas en la producción de cultivos de café.

Algunos estudios mencionan además que cuantas más abejas haya en los sistemas de cultivos cafeteros, mayor será el número de flores que se podrían convertir en frutos viables.

La investigadora refiere que “se ha encontrado que la polinización cruzada para el café (transporte de polen de una planta a otra) implica una estabilidad en la producción de sus frutos, los cuales son de mayor calidad, más grandes, más pesados y con mayor contenido de azúcares, lo que no solo sugiere relaciones importantes entre estos polinizadores con la producción de café o su estabilidad, sino también con la calidad, algo clave en la agricultura”.

Así fue el estudio

En Quipile y Juli se delimitaron diversos puntos de muestreo que hacían referencia a diferentes sistemas de cultivo de café, algunos eran sistemas de policultivos tradicionales y otros comerciales, en los que predominaba una única especie vegetal encargada de dar sombra (sombrío monoespecífico), en este caso, plátano.

“En el policultivo tradicional había mucha más riqueza de especie vegetal, mientras que en los comerciales había más maderables y frutales que forman parte del sombrío del café, y en los sombríos monoespecíficos el café solo estaba asociado con el plátano”, detalla.

En cada lugar, incluyendo los parques de bosques cercanos a la zona, se midieron índices de manejo como el porcentaje de intensidad de uso de agroquímicos y la frecuencia de su aplicación, para identificar dentro del sistema qué tanta riqueza y diversidad había dentro. Además en cada una de las fincas se caracterizó cada sistema productivo.

“En paralelo hicimos un muestreo de los polinizadores y un registro de las abejas presentes en la zona de estudio, lo cual se hizo de forma individual por cada abeja para analizar el polen de contacto (polen en sus patas), que indica qué plantas están visitando, y el polen de carga, que dan pista de si son visitantes florales o posible polinizadores”.

En todos los sistemas de estas zonas de cafetales se encontraron con mayor frecuencia y abundancia las especies Apis mellifera, del género TrigonaParatrigona, y especies de la familia Halictidae, esta última asociada con los espacios que no tienen sombrío.

La investigadora señala que se realizó un análisis para entender mejor los grados de intensificación del café, y con las variables más destacadas se generaron relaciones con la riqueza de las abejas. Encontramos que las especies vegetales más visitadas están en la parte interna del cafetal, mientras que otras están dentro de la zona, pero por fuera del cafetal.

Con información de la Agencia de Noticias Universidad Nacional de Colombia