Alcaldes del mundo advierten que la recuperación ante el COVID debe eliminar ya los combustibles fósiles

Alcaldes del mundo advierten que la recuperación ante el COVID debe eliminar ya los combustibles fósiles

LA Network - Equipo editorial
28 octubre, 2020 - Ecología Urbana

Invertir los fondos para la recuperación ante la COVID-19 en soluciones “verdes” y sostenibles podría generar 50 millones de puestos de trabajo, impediría 270 000 muertes prematuras y generaría USD 280 mil millones en beneficios económicos a nivel global, señala mesa de trabajo de alcaldes reunidos en la organización C40.

Alcaldes del mundo advierten que la recuperación ante el COVID debe eliminar ya los combustibles fósiles
Los alcaldes proponen una recuperación “verde” y justa basada en los principios de un Nuevo Pacto Verde Mundial (Global Green New Deal), que, sin duda, canalizaría el estímulo y los fondos para la recuperación ante la COVID-19 hacia inversiones como el transporte público, infraestructura para peatones y ciclistas y energía limpia.

El Grupo de trabajo internacional de alcaldías para la recuperación ante la COVID-19 de C40, organización que reúne a 100 ciudades de todo el mundo, expresó su profunda preocupación porque solo entre el 3 y el  5 % de los fondos de alrededor de 12 a 15 billones de dólares del estímulo internacional para la recuperación ante la COVID se está destinando actualmente a iniciativas “verdes” o sostenibles.

Los alcaldes advirtieron en una declaración publicada este miércoles que, una “recuperación basada en combustibles fósiles”, al apoyar economías obsoletas y contaminantes, acelerará la degradación del medio ambiente, pondrá en peligro la salud pública y hará que se pierdan vidas y puestos de trabajo.

“Al ignorar la oportunidad de realizar inversiones ecológicas aceleradas para el estímulo económico, es probable que la mayoría de los gobiernos nacionales e instituciones mundiales nos conduzcan hacia un cambio climático catastrófico”, señalan los alcaldes en el documento.

En contraposición, los alcaldes proponen una recuperación “verde” y justa basada en los principios de un Nuevo Pacto Verde Mundial (Global Green New Deal), que, sin duda, canalizaría el estímulo y los fondos para la recuperación ante la COVID-19 hacia inversiones como el transporte público, infraestructura para peatones y ciclistas y energía limpia.

Adicionalmente, este enfoque podría crear más de 50 millones de empleos de calidad para 2025 en las casi 100 ciudades de la red de C40 y sus cadenas de suministro, un tercio más que la inversión de fondos equivalentes en una “recuperación basada en combustibles fósiles”.

Podría salvar vidas al reducir la contaminación atmosférica hasta un 29 % en las ciudades del mundo, en contraste con la idea de un regreso a la situación anterior. Estas mejoras podrían prevenir además más de 270 000 muertes prematuras durante la próxima década en las casi 100 ciudades miembros de C40, y –según lo demostrado por investigaciones existentes – reducir la probabilidad de nuevas pandemias de coronavirus al disminuir la destrucción de ecosistemas y biodiversidad.

Eric Garcetti, alcalde de Los Ángeles. Foto: Dana Gardner – Shutterstock Inc

También podría conducir a ahorros de más de USD 1,4 mil millones en costos sanitarios como consecuencia de la reducción de admisiones hospitalarias por enfermedades respiratorias y cardiovasculares, y a beneficios económicos adicionales de más de USD 280 mil millones en los próximos 10 años por el valor generado al evitar muertes prematuras. Esto es particularmente valioso en un momento en que los sistemas de salud y los presupuestos del sector público enfrentan presiones sin precedentes.

Por último, este tipo de inversiones podría reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a menos de la mitad para 2030, lo que haría posible cumplir el objetivo de mantener el calentamiento global por debajo de 1,5 °C, en contraste con un regreso a la situación anterior, en la que las emisiones de gases de efecto invernadero seguirían en aumento.

El Grupo de Trabajo llamó nuevamente a los gobiernos nacionales y regionales, y bancos centrales e instituciones financieras internacionales, a unirse a este pacto propuesto a fin de lograr una recuperación verde y justa de la COVID-19. Sus demandas incluyen finalizar todas las inversiones y subsidios públicos relativos al combustibles fósiles; comprometerse a una recuperación equitativa e inclusiva; proteger los servicios de transporte; invertir en energía limpia y en ciudades resilientes como motor de la recuperación.

La declaración fue redactada por el Grupo de trabajo internacional de alcaldías para la recuperación ante la COVID-19 de C40 y está firmada por el alcalde de Los Ángeles y presidente de C40, Eric Garcetti; el presidente del Grupo de Trabajo y alcalde de Milán (Italia), Giuseppe Sala; la alcaldesa de Freetown (Sierra Leona), Yvonne Aki Sawyerr; el alcalde de Lisboa (Portugal), Fernando Medina; el alcalde de Róterdam (Países Bajos), Ahmed Aboutaleb; el alcalde de Medellín (Colombia), Daniel Quintero; la alcaldesa de Montreal (Canadá), Valérie Plante; la alcaldesa de Nueva Orleans (EE. UU.), LaToya Cantrell; la alcaldesa de Seattle (EE. UU.), Jenny Durkan; y el alcalde en funciones de Seúl (Corea del Sur), Seo Jung-hyup.