Alcaldía de Quito pone en la mira a los establecimientos por contaminación sonora

LA Network Ciudades - Ciudades

En Quito, las multas por incumplimiento de la norma de ruido van desde los 772 dólares hasta los 3.088 dólares.

Foto: Alcaldía de Quito

El problema de la contaminación sonora en Quito obligó a las autoridades capitalinas a implementar planes de control y operativos aleatorios de ruido en diferentes sectores de la ciudad, con el propósito de frenar un fenómeno constante y creciente que, literalmente, aturde a los quiteños.

En los operativos, los funcionarios de control público se toman unas dos horas por establecimiento, y los datos recogidos allí son procesados en el laboratorio de la Secretaría de Ambiente, donde se emite el respectivo informe que es entregado directamente al local comercial.

Además, detallan los reportes de los operativos, el problema de contaminación sonora en el Distrito Metropolitano de Quito (DMQ) se produce por el uso de parlantes fuera de establecimientos comerciales, tiendas, farmacias, negocios, restaurantes, etc., que se suma a otra fuente de ruido que es el generado por el tráfico vehicular.

Los reportes, con llamados de atención para establecimientos, cuentan con un plazo de 60 días para tomar los correctivos necesarios y cumplir con lo establecido en la norma técnica. En Quito, las multas por incumplimiento de la norma de ruido van de dos a ocho salarios básicos unificados del trabajador en general, es decir, van desde los 772 dólares hasta los 3.088 dólares.

A propósito de este problema que afronta la capital ecuatoriana, el pasado mes de marzo fue publicado el “Instructivo de aislamiento acústico”, aplicable a zonas en las cuales se encuentran varios establecimientos contiguos como por ejemplo en los sectores de La Mariscal, Portugal, Calderón, Quitumbe. Este instructivo permite evaluar el nivel de aislamiento que requiere un establecimiento para cumplir con la normativa.