Ambiente y paz, principales temas en el Encuentro Nacional de Mujeres en Colombia

Ambiente y paz, principales temas en el Encuentro Nacional de Mujeres en Colombia

LA Network Ciudades - Ciudades
9 mayo, 2019 - Ética Ciudadana

El Encuentro contó con el apoyo de ONU Mujeres, ONU Medio Ambiente y la Fundación Natura.

Ambiente y paz, principales temas en el Encuentro Nacional de Mujeres en Colombia
Foto: Ministerio de Ambiente y Desarrollo sostenible.

32 mujeres lideresas de las diferentes regiones de Colombia, hicieron parte del Encuentro Nacional, que tenía como fin definir estrategias conjuntas para mejorar su participación en la construcción de políticas públicas, así como reconocer sus conocimientos y prácticas tradicionales y ancestrales.

Un buen ejemplo es el de Helena Dussan Yate, una de las asistentes, que cabalgó “durante una hora desde mi finca, situada en la vereda Campo Bonito en Solano (Caquetá), hasta Montegrante, caserío desde donde tomé una motocicleta que en una hora me llevó a Solita, un municipio ubicado al sur del departamento; de ahí, dos horas en lancha sobre el río Caquetá me acercaron a Curillo; y por último cuatro horas más, entre transporte terrestre y un vuelo llegué al fin, a Bogotá, en donde pude representar a las mujeres de mi territorio en este Encuentro”.

Dussan Yate, de 32 años, es promotora de Amazonía 2.0, proyecto que se adelanta desde 2017, como una apuesta transfronteriza entre seis países de la Cuenca amazónica (Ecuador, Perú, Brasil, Colombia, Guyana y Surinam), para contener la deforestación en la Amazonia y los efectos negativos que tiene esta actividad sobre los ecosistemas de la región.

Para ello, se apoya en el fortalecimiento de las capacidades organizativas de las comunidades indígenas y campesinas que habitan en zonas deforestadas, y se alinea con los principios del Encuentro de Mujeres, enmarcado en Conocimientos Tradicionales, Gobernanza Ambiental y Construcción de Paz.

El Ministerio de Ambiente, a manera de conclusión, evidenció a través de sus representantes, la importancia de generar este tipo de espacios que permiten a las mujeres poner su voz y trabajo en la construcción de la gobernanza ambiental, así como reconocer sus conocimientos y prácticas tradicionales y ancestrales.