Americana

Empresa invitada
Comprometida con

Educación asequible, un primer paso hacia la igualdad de oportunidades

Un grupo de profesionales de diversas disciplinas decidió juntarse en 2003 y consolidar un proyecto educativo que diera la oportunidad a jóvenes de bajos recursos de acceder a la educación superior. Tardaron 3 años en materializar esta idea y crear oficialmente la Corporación Universitaria Americana CORUNIAMERICANA en la ciudad de Barranquilla (Atlántico).

Desde el inicio, la entidad universitaria asumió como una política permanente las exenciones y descuentos, al comprender que facilitar el pago de la matrícula era el mejor negocio para garantizar la permanencia de los jóvenes. En la actualidad, el 100 % de los estudiantes matriculados obtienen tarifas con descuentos significativos y ya institucionalizados (del 25 %, 45 % y 50 %).

También resultaba esencial la flexibilidad horaria para permitir a los estudiantes que tienen que trabajar, tomar clases en horario diurno, nocturno y mixto. La programación curricular de la mayoría de los estudiantes, por ejemplo, se desarrolla durante los viernes en el horario de 6:00 p.m. a 10:00 p.m. y los sábados de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.; gracias a la estructura educativa de la corporación.

Hoy CORUNIAMERICANA tiene cerca de 13 mil estudiantes en sus tres sedes principales: Barranquilla, Medellín y Montería. Y para el caso de su sede en la capital antioqueña, estudiantes provenientes de los 125 municipios y regiones aledañas de Colombia se ven beneficiados por su modelo institucional.

Estrategias de acompañamiento a estudiantes y egresados

Con la mirada puesta en un mayor impacto social, la Corporación Universitaria Americana acompaña su plan de cobertura educativa con la aplicación de distintas estrategias como el Centro de Innovación y Emprendimiento, el Centro de Consultoría Empresarial y el Centro del Egresado.

El Centro de Innovación y Emprendimiento promueve el espíritu emprendedor de la comunidad universitaria, apoyando el desarrollo de nuevas iniciativas y la creación de empresas. Durante este 2018, por ejemplo, se han realizado actividades como cursos, talleres, charlas, foros, cátedras y apoyo para la estructuración, puesta en marcha o aceleración de las iniciativas de negocio de los estudiantes que incluyeron acciones jurídicas, gestión comercial, administrativa, financiera, contable, tributaria y la concesión de estímulos económicos. Sobre estos últimos, 1 200 estudiantes se vieron beneficiados.

Por su parte, el Centro de Consultoría Empresarial cuenta con profesionales expertos para dar acompañamiento, apoyo especializado y transferencia de conocimientos a los estudiantes emprendedores y a empresas externas. En lo que va de este año se han asesorado 100 empresas del sector pyme en temas de gestión estratégica, financiera, contable, comercial y tecnológica aportando de manera eficaz y eficiente al desarrollo socioeconómico de la ciudad.

Por último, el Centro de Egresados también coadyuva en el interés de promover profesionales con ingresos justos. Hoy reporta un promedio de ingreso de 4 salarios mínimos legales vigentes para los egresados de Derecho. Hasta la fecha, la Corporación Universitaria Americana ha aportado a la ciudad de Medellín un total de 3 503 egresados de cinco programas de pregrado y cinco de posgrado.

El escenario de la desigualdad

Las desigualdades basadas en los ingresos, el género, la edad, la discapacidad, la orientación sexual, la raza, la clase, el origen étnico, la religión y la oportunidad siguen presentes en todo el mundo, amenazando el desarrollo social y económico a largo plazo, afectando la lucha contra la reducción de la pobreza y destruyendo la dignidad y valía de las personas.

Las peores consecuencias de esta desigualdad son que puede alimentar la delincuencia, las enfermedades y la degradación del medio ambiente. Y lo que es más importante, no podemos lograr el desarrollo sostenible y hacer del planeta un mundo mejor para todos si hay personas a las que se priva de oportunidades, de servicios y de la posibilidad de una vida mejor.

En los países en desarrollo, muchas familias viven en sociedades donde los ingresos se distribuyen de manera más desigual que en la década de 1990.

En promedio –y teniendo en cuenta el tamaño de la población– la desigualdad de los ingresos aumentó un 11 % en los países en desarrollo entre 1990 y 2010.

Los retos para disminuir la desigualdad y cumplir el ODS 10

Uno de los mayores retos para 2030, año definido para el cumplimiento de los ODS, es lograr progresivamente y mantener el crecimiento de los ingresos del 40 % más pobre de la población a una tasa superior a la media nacional.

En esta misma dirección, se debe garantizar la igualdad de oportunidades y adoptar políticas, en especial fiscales, salariales y de protección social, y lograr progresivamente una mayor igualdad, lo mismo que mejorar la reglamentación y vigilancia de las instituciones y los mercados financieros mundiales y fortalecer la aplicación de esa reglamentación.

La verdad es que la reducción de la desigualdad exige una transformación real. Es preciso redoblar los esfuerzos para erradicar la pobreza extrema y el hambre, e invertir más en salud, educación, protección social y trabajo decente, especialmente en favor de los jóvenes, los migrantes y otras comunidades vulnerables.