Antigua Guatemala prohibió el uso de plástico

LA Network Ciudades - Ciudades
22 agosto, 2018 - Ecología Urbana

Se estima que cada minuto se usa un millón de bolsas plásticas que tardan 1000 años en degradarse.

El Arco de Santa Catalina es uno de los lugares más reconocidos de la ciudad. Es visitado anualmente por miles de turistas que acuden allí. Pertenecía a las monjas reclusas del convento de Santa Catalina Virgen y Mártir, pero luego del traslado forzoso de la capital y de los terremotos de Santa Marta en 1773, la estructura quedó abandonada.
El Arco de Santa Catalina es uno de los lugares más reconocidos de la ciudad. 

En seis meses la historia del plástico en Antigua Guatemala tendrá que cambiar: el Gobierno local decretó que durante este tiempo los ciudadanos tendrán que dejar de usar bolsas, pajillas y productoscon duroport, sumándose así a otras ciudades del continente que dijeron “no más” al plástico.

Visita: Cinco cosas que puede hacer para poner fin a la contaminación por plásticos.

Los elementos mencionados deberán ser reemplazados por materiales biodegradables, a fin de minimizar “los graves perjuicios que el exceso de este tipo de productos está generando en el ambiente y la salud de la población”, destaca el anuncio oficial.

Así, quien incumpla la norma será multado con 300 quetzales (40 dólares aproximadamente). Mientras que los comerciantes que los distribuyan deberán pagar tres mil quetzales (cifra cercana a los 400 dólares).

Este año, el Día Mundial del Medio Ambiente se centró en un mundo “Sin contaminación por plásticos”. Se estima que cada minuto se usa un millón de bolsas plásticas que tardan 1000 años en degradarse. Además, los pitillos o pajillas son uno de los principales objetos de plástico que se encuentra en el océano.