Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Donar

Argentina podría convertirse en líder en la producción de carne libre de deforestación

Compartir en redes sociales:

Antes de que los compromisos de cero emisiones netas de carbono estuvieran de moda, las empresas se comprometían a eliminar la deforestación de sus cadenas de suministro.

Argentina tiene una larga historia de crisis económicas, pero un fuerte apoyo de la industria podría ayudar a alentar a los bancos multilaterales a ayudar con la transición. Foto: WWF

La deforestación y la conversión del hábitat contribuyen enormemente a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), y representan alrededor del 15% o más de las emisiones globales de GEI [1]. A pesar del creciente número de compromisos y de una década de esfuerzo en algunos casos, las empresas han tenido problemas para cumplirlos. No es sorprendente. Existen muchos problemas complejos que están en juego en las cadenas de suministro que podrían contribuir a la deforestación y la conversión de los hábitats. Los problemas van desde una plétora de proveedores directos e indirectos, falta de rastreabilidad, apoyo o falta de apoyo gubernamental, fuerzas fluctuantes del mercado, como la creciente demanda global de China, y otros factores. Sin embargo, el desafío de hacer la transición a cadenas de suministro libres de deforestación y otros tipos de conversión del hábitat natural (libre de deforestación y conversión o DCF, por sus siglas en inglés) es algo que no puede esperar.

Hasta la fecha, la mayoría de las empresas han trabajado de atrás hacia adelante en sus cadenas de suministro para reducir la deforestación. Algunos han reducido los proveedores, de cientos o miles a solo unos pocos, ya que menos proveedores que administrar puede facilitar el rastreo de los productos hasta su origen. Otros han optado por comprar en países donde la deforestación no es un riesgo, eliminando efectivamente la deforestación en su cadena de suministro, pero sin influir realmente en el cambio en sus proveedores anteriores. Otros están trabajando con proveedores existentes para ayudarlos a modificar las prácticas para eliminar la deforestación y trabajar hacia una mayor visibilidad y rastreabilidad. Esto es mucho más difícil de lo que parece: el ganado puede cambiar de manos muchas veces desde que nace hasta el consumidor final y trabajar con una gran cantidad de productores dificulta garantizar que el ganado no provenga de áreas deforestadas. Una investigación reciente de carne libre de deforestación y conversión también señala:

Las innovaciones de las empresas de soya y ganado no logran abordar la deforestación a gran escala y se limitan a iniciativas incrementales a pequeña escala que brindan educación y financiamiento para promover la agricultura sostenible y reducir la deforestación [2].

Muchos compromisos de 2020 se han retrasado hasta el 2030 o incluso más. Estos cambios incrementales ilustran algunas de las razones por las que el progreso ha sido lento. Pero no tiene que ser así. Si los gobiernos, los productores y las empresas pudieran colaborar hacia una solución, se podría avanzar más rápidamente; esto a menudo se denomina enfoque jurisdiccional. Argentina tiene el potencial de servir de ejemplo para liderar una iniciativa público-privada de esta naturaleza.

La Fundación Vida Silvestre Argentina, WWF y BCG exploraron lo que se necesitaría para que Argentina hiciera la transición a exportaciones de carne libre de deforestación y conversión, considerando la demanda, la oferta, el rastreo y otros factores.

Durante mucho tiempo, Argentina ha sido una de las naciones con mayor consumo de carne, reconocida por su carne de alta calidad y sus exportaciones premium a Europa, pero la mayor parte del aumento de las exportaciones en los últimos años ha sido a Asia, particularmente a China. Argentina está bien preparada para convertirse en líder de la carne libre de deforestación y conversión debido a la existencia de dos piezas críticas de infraestructura. Primero, ya cuenta con los componentes de un sistema de rastreabilidad, dirigido por el gobierno: etiquetas de oreja para rastrear el ganado individual y polígonos georreferenciados (coordenadas asignadas a fincas y ranchos que permiten al gobierno identificar parcelas de tierra) para rastreo a nivel de finca y rancho. En segundo lugar, ha implementado análisis satelital para evaluar el cumplimiento de una sólida Ley Forestal cuya finalidad es prevenir la deforestación en áreas de conservación de alto y medio valor. La combinación de estos dos sistemas existentes podría proporcionar un camino claro hacia un suministro rastreable de carne libre de deforestación y conversión.

Las empresas pueden ayudar en la transición ofreciendo contratos a largo plazo a productores argentinos. También podrían colaborar con otras empresas que compran productos argentinos, ya sea para la exportación o el consumo local, formando una coalición de apoyo para alentar al gobierno a seguir esta iniciativa. Al considerar la cantidad de tiempo e inversión necesarios para trabajar en una cadena de suministro para realizar cambios a gran escala, los esfuerzos para trabajar en conjunto y considerar términos competitivos para los productores son mínimos en comparación. Por supuesto, el concepto no está exento de desafíos. Argentina tiene una larga historia de crisis económicas, pero un fuerte apoyo de la industria podría ayudar a alentar a los bancos multilaterales a ayudar con la transición.

Si Argentina hiciera este cambio, el potencial para influir en los mercados mundiales de productos básicos es enorme. Los sistemas utilizados para la carne podrían proporcionar una hoja de ruta para que otros productos básicos siguieran su ejemplo y cómo un gobierno nacional puede liderar el esfuerzo. Las empresas pueden utilizar su poder adquisitivo e influencia para fomentar la aceptación. Si se hiciera la transición a carne libre de deforestación y conversión, esto podría ayudar tanto a la industria como a los gobiernos a cumplir no solo con sus compromisos contra la deforestación, sino también a avanzar hacia sus objetivos de reducción de carbono de Alcance 3 al reducir el cambio de uso del suelo.

Compartir en redes sociales:

0
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Artículos Relacionados

Únete a la red colaborativa

Mantenemos tus datos seguros