Así son los parques de Quito: urbanos, informales, democráticos y con falta de accesibilidad

LA Network - Equipo editorial

Cuando se acerca el I Congreso Suramericano de Parques Urbanos en la ciudad de Salta (Argentina), LA Network tuvo acceso a un estudio que realizó la Universidad Tecnológica Equinoccial en 36 de estos espacios en la capital ecuatoriana.

Así son los parques de Quito: urbanos, informales, democráticos y con falta de accesibilidad
LA Network ‘desempolvó’ el interesante estudio ‘Espacios públicos y dimensión informal de la vida urbana en Quito’ de 2017.

Los parques de Quito son en su mayoría de carácter urbano, el 92 % tiene elementos naturales bien conservados, el 44 % de ellos está equipados con elementos de accesibilidad y solo el 39 % está dotado de cámaras de seguridad.

El próximo mes de octubre en la ciudad de Salta (Arg.), Suramérica se reunirá para abordar el I Congreso de Parques Urbanos y analizar cuál es la mejor manera de promover ciudades más humanas con base en sus parques, esos maravillosos espacios que, en la capital ecuatoriana, fueron objeto de un interesante estudio realizado por 36 estudiantes de la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE) bajo el liderazgo de los profesores Alessio Pea y Matteo Clemente, ambos PhD en Arquitectura.

LA Network ‘desempolvó’ el interesante estudio ‘Espacios públicos y dimensión informal de la vida urbana en Quito’ de 2017 que dejó además de resultados cualitativos y cuantitativos, una propuesta metodológica para analizar los parques en las ciudades latinoamericanas.

En ella, 36 estudiantes, integrando 6 equipos con seis alumnos cada uno, se dieron a la tarea de estudiar 36 parques de la capital ecuatoriana en una zona de 54 kilómetros cuadrados en el área central de Quito que más parques concentra.

El análisis abordó diferentes dimensiones, tanto cualitativas como cuantitativas entre las que se destacan las tipologías del espacio público como parque lineal, parque urbano, bosque urbano, plaza, jardín, etc.

A ello se agregaron 38 aspectos funcionales y elementos como encuentro, descanso, baile, educación, gastronomía, comerciantes ilegales, eventos, teatro; entre otros. Por supuesto, agregaron información más subjetiva a través de entrevistas con los visitantes.

Así son los parques quiteños

Durante cerca de cuatro meses, los equipos de Pea y Clemente (profesor de Arquitectura del Observatorio Urbano y del Paisaje de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UTE y profesor del Departamento de Arquitectura y Proyecto, Facultad de Arquitectura, de la Sapienza Universidad de Roma; respectivamente); recopilaron la información necesaria que arrojó resultados como los ya mencionados y los siguientes.

“La mayor parte de los espacios son parques públicos, con una reducción de parque urbano, jardines y parques lineales; solo 5 son plazas, no hay calles para las compras en el sentido occidental, pero todos los tipos de espacios se han caracterizado por un uso informal y libre de parte de los ciudadanos”, indica el informe.

En este sentido, los investigadores llegaron a la conclusión de que el parque urbano está llamando en un 97 % al encuentro ciudadano, incluso motivando una sana sonrisa al pensar que los ciudadanos están ‘sacando’ sus espacios privados, los que normalmente suceden al interior de los hogares, a los parques, y en un momento de la vida urbana en la que se han privilegiado los centros comerciales como los escenarios para ese encuentro.

Así las cosas, los parques también están siendo vistos como lugares para el compartir y el relajamiento (94 %) y como ya se dijo, el 92 % tiene elementos naturales con un buen nivel de conservación y mantenimiento de las autoridades locales, lo que posiblemente los hace más atractivos ya que en materia de elementos formalistas (formas específicas y atractivos), el estudio indica que no están muy dotados.

Los investigadores de la UTE de Quito consideraron como negativo el porcentaje del 86 % de parques que cuentan con alumbrado público óptimo para la apropiación nocturna de los espacios, lo que nos deja un 14 % de parques no iluminados, aunque sí aparece como bajo el porcentaje de espacios (39 %) que cuenta con video vigilancia.

El 44 % cuenta con espacios para estacionamiento y un 67 % está dotado con cerramiento que resultan en una barrera para que los ciudadanos accedan a ellos “y menos de la mitad de los espacios públicos tienen piletas, juegos de agua y agua potable (47 %)”.

Con estos elementos y otros adicionales, los investigadores concluyeron que los quiteños tienen una valoración superior sobre estos cinco lugares: Parque La Carolina; Parque El Ejido; Parque Las Casas; Parque del Agua; y Plaza Huerto San Agustín.

Por otra parte, con una percepción negativa sobre ellos, los investigadores concluyeron en 2017 que los parques con menor percepción positiva fueron: el Parque Italia, La Tortuga, Plaza Argentina, Parque Navarro, Parque Suecia, y el Parque de Pambachupa.