Brasil une a ciudades latinoamericanas a través de la bici

LA Network - Equipo editorial
28 marzo, 2017 - Movilidad

La encuesta Perfil del Ciclista 2017, en su segunda versión, ahora trasciende el territorio brasileño y busca llegar a todo el continente alrededor del uso de la amiga de dos ruedas.

Dos siglos han transcurrido desde los sueños de los próceres de una Latinoamérica unida y ahora una hermosa dama de delgados perfiles, silenciosas rodadas y llena de virtudes, puede lograrlo: la bicicleta.

Desde Brasil distintas organizaciones realizarán entre agosto y septiembre de este año, la segunda versión de la Encuesta Perfil del Ciclista que se adelantó por primera vez en 2015 en diez ciudades de ese país con entrevistas a los ciclistas urbanos para recolectar datos que ayuden a promover el uso de la ‘flaca’ como esencia de la movilidad sostenible en el continente.

Pero este año el propósito trasciende las fronteras brasileñas y el objetivo de sus organizadores es motivar su realización del perfil en la mayor cantidad de países de la región.

“Creemos que cuando muchas ciudades de un continente  estén  haciendo el mismo esfuerzo, será un impacto gigante en la promoción del uso de la bicicleta, hace que los gobiernos no puedan cerrar los ojos, que nadie pueda cerrar los ojos ante esta iniciativa de promoción de la bicicleta”, dice con entusiasmo, Gabriela Binatti, Consejera y Consultora en Associación Transporte Ativo, Organización No Gubernamental de Brasil que promueve la encuesta.

Y este es el sueño de Gabriela, de Transporte Ativo, del Laboratorio de Movilidad Sostenible PROURB / UFRJ, el Observatorio de las Metrópolis, del grupo ecuatoriano  BiciAcción de Quito que se acaba de unir a la iniciativa y claro, el sueño de millares de ciclistas urbanos y colectivos pro bici desde México hasta Argentina.

Foto: Gabriela Binatti

El objetivo de la encuesta Perfil del Ciclista 2017 es la recolección de datos del usuario latinoamericano: por qué empezaron a usar la bici, por qué la siguen utilizando, cuáles son sus principales dificultades.

Datos, cifras, información que permita obtener denominadores comunes, de comparar el uso en ciudades por tamaño o por contextos sociales, influencia local del ciclista, llenar los vacíos de información que sobre este medio de transporte ecológico, sustentable, saludable y eficaz, se tienen en un continente y unas ciudades necesitadas de soluciones de movilidad.

“Cuando uno presenta datos tiene credibilidad ante los gobiernos, sustenta la argumentación del porqué promover la bici y cómo hacerlo. Generar información que aporte en la construcción de políticas públicas. Quizás las acciones no empiecen en el momento de presentar los resultados pero cuando alguien en Latinoamérica se ponga a pensar en el uso de la bici y esa ciudad tenga datos sobre el ciclista local, ya tiene una base de por dónde empezar”, destacó Binatti.

En este momento está abierta la convocatoria para que las ciudades, a través de sus colectivos ciudadanos y organizaciones se inscriban, manifiesten su deseo de participar en este ambicioso proyecto. Esta fase irá hasta el 25 de abril. A partir de allí se inicia un proceso en el que se compartirá un formulario base con todos los grupos en un trabajo colaborativo para llegar a un acuerdo.

Cada grupo/ciudad tiene la posibilidad de agregar cinco preguntas de carácter local, “de su realidad” a la encuesta general. Posteriormente se iniciarán las capacitaciones en línea, y en agosto o septiembre “a las calles” a hablar con los ciclistas, “uniendo a Latinoamérica con la bicicleta”,  dice Gabriela Binatti.

Los resultados de la encuesta, se planea, se harían públicos en Velo – City 2018 (el foro mundial más importante del mundo para compartir experiencias sobre la bicicleta y que nació en 1980) que se realizará en Río. Entonces, con toda la atención del mundo puesto en la ‘flaca’ como se le dice a la bici en algunas ciudades de Colombia, además, hacer un sueño realidad: unir a Latinoamérica con millones de pedalazos.