Centro comercial en Envigado (Colombia) ya cuenta con su primer techo solar

LA Network Ciudades - Ciudades
29 marzo, 2017 - Ecología Urbana

Las terrazas solares son instaladas en los techos de los espacios y son dispuestas para que directamente operen para el consumo de energía verde.

Foto: Celsia

El centro comercial La Reserva, ubicado en la ciudad colombiana de Envigado, al sur de Medellín, puso en funcionamiento gracias a la empresa Celsia su primer techo solar, el primero de 92 proyectos que están previstos desarrollar en diferentes partes del país y con los que buscan una reducción de cerca de 20 mil 959 toneladas de CO2 anuales, lo que equivale a plantar cerca de un millón 500 mil árboles.

De acuerdo con los detalles técnicos entregados por Celsia, este primer techo o terraza solar consta de 96 módulos que empezaron a suministrar energía verde al centro comercial, con una capacidad instalada de 30,72 kWp (kilovatio hora pico), con lo cual se cubrirá el 50% de las demanda de energía de las zonas comunes.

“Estamos logrando otro hito importante para la organización; ya tuvimos una curva de aprendizaje con proyectos instalados en diferentes regiones, etapa que comenzamos con el montaje de una terraza solar en nuestra sede en Yumbo (Valle del Cauca) hace 3 años, y que hoy nos permite trazarnos la meta de poner en operación durante el 2017 una importante cantidad de proyectos en techos o terrazas solares”, destacó el líder de Transmisión y Distribución de Energía de la empresa Celsia, Julián Cadavid.

Este proyecto, el primero instalado por Celsia en un centro comercial, cuenta con cuatro fases: la primera de ellas es un mall drive, seguida por una torre de apartamentos, un hotel y un centro comercial, las cuales contarán con otros servicios en materia de eficiencia energética, entre ellos, una estación de carga para vehículos eléctricos.

“La compañía ya está trabajando en el montaje y puesta en servicio en marzo de otros cuatro proyectos, que sumados tendrán una capacidad de 450 kWp (kilovatio hora pico), entre ellos, la instalación de la segunda fase de módulos solares en la Universidad Autónoma de Occidente, en Cali.

La apuesta integra los beneficios de la ley de energías no convencionales, 1715, la cual tiene como objeto promover el desarrollo y uso de fuentes renovables no convencionales de energía dentro del sistema energético colombiano, la cual fue promulgada en mayo de 2014 y reglamentada en febrero de 2016. Dicha ley, estipula en sus parágrafos un paquete de incentivos tributarios para las empresas que ejecuten este tipo de proyectos, tales como deducción especial de renta y complementarios, exención del IVA (Impuesto al Valor Agregado) y aranceles.