¿Es la hora del liderazgo definitivo de las ciudades en la lucha contra el cambio climático?

LA Network - Equipo editorial
2 junio, 2017 - Ecología Urbana

Luego del anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de retirar al país del Acuerdo de París, las ciudades del mundo han reafirmado su compromiso con el cumplimiento de los objetivos del acuerdo. El tiempo de las ciudades de liderar a fondo y de manera definitiva la lucha contra el cambio climático parece haber llegado.

Anne Hidalgo, alcaldesa de París. Foto: Frederic Legrand – COMEO Shutterstock

Se veía venir. Muchos ya lo daban por sentado. Algunos pocos guardaban la esperanza de que no se cometiera un error histórico. Pero sucedió. Como una decisión más en el desmantelamiento de la política ambiental de Estados Unidos, Donald Trump anunció este jueves que su país se retirará del Acuerdo de París, el primer pacto global firmado por 193 países para reducir la emisión de gases contaminantes de efecto invernadero.

Lo de ayer, en esencia, fue un anuncio político, porque la realidad es que según el propio acuerdo, ningún país firmante puede retirarse hasta después de tres años de oficializado el pacto (su entrada en vigor fue el 4 de noviembre de 2016). Así las cosas, el Gobierno Trump podrá solicitar su retiro para 2019 y se hará efectivo un año después.

La decisión fue lamentada por los principales líderes políticos del mundo, empresarios, académicos, ambientalistas y por supuesto, por los alcaldes de ciudades emblemáticas.

Para Anne Hidalgo, alcaldesa de París y presidente de C40 (organización que reúne a 91 ciudades del mundo en torno a la acción climática), “retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París es un error dramático por parte del presidente Trump”. Por ello instó al mandatario norteamericano “a que reconsidere la decisión. Los próximos cuatro años serán cruciales para determinar si se pueden evitar los efectos más nocivos del cambio climático”.

Por su parte, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, afirmó que “ahora más que nunca los líderes mundiales deben reconocer la amenaza del cambio climático y unirse a las fuerzas para proteger la salud pública, reducir la contaminación tóxica y ayudar a mantener un planeta más ecológico”.

Lo cierto es que aunque Trump menospreció los argumentos científicos sobre el cambio climático para tomar su decisión, las pruebas son irrefutables y no dejan lugar para la duda. 2016 ha sido el año más caluroso en todo el mundo desde que comenzaron los registros de temperatura y 16 de los 17 años más calurosos de los que se tiene constancia en el planeta han tenido lugar en el siglo XXI.

Igualmente las ciudades han sido el epicentro de las consecuencias de esta alteración del clima: huracanes en Nueva Orleans y Nueva York; inundaciones en París, Houston y Montreal; olas devastadoras de calor en Sídney, o la contaminación tóxica del aire en Pekín, Nueva Delhi, Ciudad de México, Santiago, Medellín y otras ciudades grandes del planeta, son evidencia clara del problema.

Pero esta decisión de Trump, que según analistas, lo aísla de la comunidad internacional y puede significar el fin del liderazgo global de Estados Unidos, es sobre el papel una oportunidad de oro para que las ciudades asuman de manera definitiva su liderazgo global y muy particularmente en la lucha contra el cambio climático.

Bien lo señaló la propia Anne Hidalgo, “no pasa un solo día sin que las alcaldesas y alcaldes de C40 de todos los continentes tomen decisiones pioneras y valientes para servir a los ciudadanos del futuro. Trabajaremos sin descanso. Los efectos que está provocando esta urgente crisis climática así como el potencial económico de la transición ecológica hacia un futuro más verde no nos dejan otra alternativa”.

El expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien criticó duramente a Trump por su decisión, también puso como ejemplo del nuevo liderazgo a las ciudades, al señalar que “aun cuando este Gobierno se une a un puñado de naciones que rechazan el futuro, estoy seguro de que nuestros estados, ciudades y empresas se esforzarán y harán aún más para liderar el camino y ayudarán a proteger, por las generaciones futuras, el único planeta que tenemos”, reflexionó Obama.

Ciudades de Estados Unidos al frente

Luego del anuncio de Trump, 82 alcaldes de ciudades de Estados Unidos, que suman 39 millones de habitantes, anunciaron en un comunicado conjunto su compromiso de respetar los objetivos del acuerdo y de intensificar los esfuerzos para que cada una de las ciudades mantenga las acciones que no permitan subir más de 1.5 grados Celsius la temperatura del planeta, además de trabajar juntos por promover una economía basada en energías limpias.

Steve Adler, alcalde de Austin, Texas y firmante de este documento, aseguró que “Austin no dejará de luchar contra el cambio climático, las ciudades liderarán el logro de los objetivos del tratado climático, porque lo que se requiere ocurre a nivel local, independientemente de lo que suceda a nuestro alrededor, seguimos siendo Austin, Texas”.

Otro de los mandatarios que dejó clara su postura fue Bill de Blasio, alcalde de Nueva York, quien sostuvo que “el abandono de los acuerdos de París será horriblemente destructivo para la Tierra y horriblemente destructivo para la ciudad de Nueva York…Nueva York ha visto el poder destructivo de la naturaleza en la era del cambio climático gracias al huracán Sandy”.

Por ello, de Blasio se comprometió “a honrar los objetivos del acuerdo de París con una orden ejecutiva en los próximos días”, en un claro y abierto desafío al presidente Trump.

Otros de los 82 alcaldes que firmaron este compromiso representan a ciudades como Los Ángeles, Chicago, Boston, Houston, Seattle, Atlanta, Filadelfia, Boulder, Portland, San Francisco y Washington, entre otros.

Posición tímida de alcaldes de Latinoamérica

A pesar de que por lo menos 13 ciudades latinoamericanas están dentro del C40, muy pocos mandatarios locales de la región reaccionaron ante el anuncio de Donald Trump.

Quizás el pronunciamiento más significativo fue el de Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de Ciudad de México, que lamentó en su cuenta de Twitter “la decisión del presidente Trump de abandonar el Acuerdo de París. El mundo necesita que trabajemos juntos para resolver crisis climática”. Luego afirmó que “Hoy más que nunca las ciudades debemos fortalecer el Acuerdo de París y mantenernos unidas ante el cambio climático”.

Mandatarios de ciudades como Buenos Aires, Bogotá, Quito, Lima, Santiago, Medellín, que hacen parte de C40, hasta ahora no se han pronunciado sobre el papel de las ciudades en la lucha contra el cambio climático, luego de la decisión anunciada por Trump.