Ciudades de Latinoamérica tienen el reto de definir cómo crecer de manera sustentable: CAF

LA Network - Equipo editorial
11 octubre, 2016 - Hábitat y Desarrollo Urbano

Para hacerlo, estos territorios ya pueden acceder a múltiples y novedosos mecanismos de financiación que fueron compartidos en el Low Carbon City Forum.

martha
Martha Castillo, líder de la división de Cambio Climático de la CAF.

El Foro Ciudades Bajas en Carbono en Medellín fue escenario este lunes de la presentación y  discusión de nuevos instrumentos financieros para que las inversiones en infraestructura baja en carbono en las ciudades (construcción, energía, transporte, residuos), puedan ser viables y sobre todo, los gobiernos de las ciudades utilicen de la mejor manera estos instrumentos para acometer proyectos en clave de resiliencia y mitigación de los efectos del cambio climático.

Asuntos como los bonos verdes, las finanzas basadas en los resultados, el crowdsourcing o el matchmaking, sin duda resultaron inéditos para muchos de los asistentes, y lo son también para gobiernos y municipalidades, que deben incorporarlos en su lenguaje para poder verdaderamente acceder a los recursos derivados de estos modelos.

¿Pero por qué es importante conocer estos instrumentos? La urbanización acelerada en las ciudades de Latinoamérica –hoy concentran el 80% de la población-, ha generado ciudades más extensas, más pobladas, pero también con más problemas, como una mayor contaminación y una mayor presión sobre el uso del suelo y la provisión de servicios públicos.

A esto hay que sumar que, como lo señaló  Enrique García, presidente ejecutivo del Banco de Desarrollo de América Latina CAF “Muchas ciudades enfrentan múltiples obstáculos para obtener la financiación que necesitan, ya sea por la magnitud de la inversión o por la dificultad que tienen en diseñar proyectos que incorporen objetivos climáticos y sean de esta forma más financiables y atractivos para los inversores”

LA Network conversó con Martha Castillo, líder de la división de Cambio Climático de la CAF presente en el foro, para conocer el papel de este banco de desarrollo regional en la reproducción y la ampliación de estos instrumentos de financiación de bajo carbono en ciudades de América Latina. Ya un buen número de ciudades están acudiendo a ellos y superando las barreras de financiación actuales, pero falta mucho por aprender especialmente en las pequeñas ciudades para desarrollar proyectos con este foco.

Hoy las ciudades latinoamericanas son las que más están creciendo en su mancha urbana y eso significa grandes retos para esta región.  ¿Qué reflexión ha hecho la CAF sobre esto?

América Latina tiene un reto supremamente importante en poder definir cuáles son sus metas de crecimiento, cómo crecer bien, cómo crecer de manera sustentable; el tema no es no crecer, el tema es cómo crecemos siendo bajos en carbono y resilientes al tema de cambio climático, y creo que ahí es donde están las principales oportunidades y retos de América Latina.

¿En dónde están las principales reflexiones que hemos hecho? En cómo integrar las variables de transporte, abastecimiento y servicios públicos, agua y básicamente riesgos. Son temas fundamentales en donde la región tiene que hacer un esfuerzo importante.

La CAF  trabaja en fortalecer la gobernabilidad en las ciudades, en las municipalidades, porque sin gobernabilidad difícilmente se puedan acometer políticas públicas y menos medioambientales. ¿Qué nos puede decir sobre esto?

La CAF tradicionalmente ha venido apoyando a todos los países de la región en poder ayudarlos a crecer en el tema de gobernabilidad. Hay un programa específico que busca generar incentivos y cooperación para ayudar a las ciudades, medianas, pequeñas y grandes a tener unos mejores elementos de gobernabilidad para su buen desarrollo.

¿Y ya desde el punto de vista medioambiental la CAF cómo está apoyando a esas ciudades?

En medio ambiente estamos trabajando en varios frentes: mucho desde la perspectiva de cambio climático, estamos tratando de apoyar a las diferentes ciudades de América Latina en los índices de vulnerabilidad al cambio climático, en la huella de ciudades, que incluye la huella de carbono y la huella de agua, y en todos los elementos de crecimiento urbano sostenible; es decir, como les comentaba, queremos que las ciudades sean compactas, que las capacidades sean densas, pero América Latina está creciendo y seguirá creciendo, entonces, si ya las ciudades están creciendo pero de manera desordenada aumentando su riesgos, es ayudarle a decir ‘bueno, planeemos tu crecimiento de manera sostenible, no lo pienses cuando llegues allá desordenado, piénsalo desde ahora para que cuando llegue ya lo hayas hecho de una manera ordenada y tus impactos sean controlados y hayas podido aprovechar oportunidades de ese crecimiento.

Uno siempre piensa en este tipo de políticas para las grandes ciudades. ¿Y qué pasa con las pequeñas, aquellas de menos de 300, 200 mil habitantes?

Son las más importantes. Las ciudades grandes obviamente están creciendo pero las que más están creciendo son las pequeñas y medianas y de hecho ahí es donde está el mayor reto, en las ciudades de menos de 300 mil habitantes, de 300 a 500 mil habitantes. Poder generar unas orientaciones unos apoyos para que estas ciudades puedan crecer de una manera sostenible.