Contaminación en Bogotá expone cada día más a los ciclistas

LA Network Ciudades - Ciudades
15 junio, 2017 - Movilidad

Las concentraciones de partículas ultrafinas en el ambiente de Bogotá afecta a quienes requieren un mayor esfuerzo físico y una tasa de inhalación más alta.

Por Agencia de Noticias Universidad Nacional

Una investigación de la Universidad Nacional de Colombia Sede Bogotá, determinó la exposición a partículas ultrafinas en el ambiente de los viajeros en bicicleta de Bogotá, quienes realizan un recorrido periódico de ida y vuelta –normalmente entre su domicilio y su sitio de trabajo– según el modo de transporte que utilizan.

Si bien la bicicleta reportó una concentración de 1,71E+05 partículas/cm3, el automóvil se ubicó en segundo lugar con 1,61E+05 partículas/cm3, así lo explicó la investigadora Leidy Tatiana Ávila, magíster en Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quien realizó diversos recorridos en Transmilenio, bicicleta, automóvil y a pie, por tramos de la calle 26, la carrera 30, la Autopista Sur, la Avenida Caracas, la Autopista Norte, la carrera séptima y la carrera 13.

En cada desplazamiento utilizó un contador de partículas óptico con mediciones en tiempo real, compuesto por una bomba de succión a un flujo determinado y un impactador que solo permite el ingreso de partículas ultrafinas, es decir con un diámetro inferior a 0,1 micrómetro (μm).

“Estas partículas provienen sobre todo de la combustión de vehículos y afectarían la salud, pues por su tamaño pueden ingresar a los alveolos pulmonares, permanecer allí mayor tiempo y causar problemas en las vías respiratorias”, explica la ingeniera Ávila.

La bicicleta y el automóvil presentaron las concentraciones más altas, probablemente porque estos medios de transporte están inmersos en las demás fuentes de emisión, es decir muy cerca de los automóviles, que son los que más generan estas partículas.

En el caso de la bicicleta la situación se agudiza, ya que para determinar la concentración se tiene en cuenta la actividad física y la tasa de inhalación de la persona: “cuando se usa este medio de transporte hay un aumento en la actividad y eso influye en que la persona realice una mayor inhalación”, puntualiza la investigadora.

La Autopista Sur fue la vía que reportó una mayor concentración de partículas ultrafinas, lo cual puede deberse a las condiciones propias de la vía, ya que por allí transitan vehículos pesados y tiene varios tramos sin pavimentar.

Además –agrega la ingeniera Avila– se observó una disminución importante en las concentraciones de las partículas cuando el desplazamiento se realizó sobre la carrera séptima durante la ciclovía, ya que no había presencia de vehículos. Las concentraciones de partículas ultrafinas obtenidas en Bogotá alcanzaron un promedio de 1,39E+05 partículas/cm3, superior a las halladas en ciudades como Londres, Sídney y Flanders.