El Cristo Redentor de Río, otro afectado con los cambios del clima

LA Network Ciudades - Ciudades
7 enero, 2017 - Cultura

Un grupo de trabajo de caridad y el posible aumento en el costo del ingreso, son las alternativas para recaudar los fondos necesarios para el mantenimiento.

rio-de-janeiro-189002024-1-1024x681

El Cristo Redentor, una gigante mole de cemento de 30 metros inaugurada el 12 de octubre de 1931, está presentando deterioro y ya se comienzan a mover manos para hacerle el mantenimiento necesario, que le corresponde a la Iglesia Católica, responsable económica de la manutención de la estructura.

El óxido, la humedad y los fuertes rayos que la golpean, tienen afectada a una de las piezas icónicas más reconocidas en el mundo entero y tal vez el símbolo carioca por excelencia, base del reconocimiento de Río como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Uno de los diagnósticos arrojados por parte de los arquitectos encargados de la conservación de la estatua, destaca que una de las principales problemáticas con la estructura es que la humedad está permeando las fisuras de la esteatita, una cubierta especial de talco compacto granular que recubre al Cristo, y que al ser superada genera oxidación.

Además, la caída de descargas eléctricas producto de al menos seis rayos que recibe directamente durante el año, deberá ser tratada con nuevos mecanismo de cuidado pues la estructura ya presenta un deterioro evidente producto de este fenómeno al que está expuesto sobremanera.

Para los trabajos necesarios, el Instituto Chico Mendes quien se encarga del parque natural en el que está la estatua y de la estatua misma, afirmó que deberán buscar recursos superiores a los 1.5 millones de dólares con los que cuentan para el mantenimiento y cuidado anual del monumento, el mayor de estilo Art Decó en el mundo.