Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Comfama Top Home
Donar

Cuatro innovaciones médicas colombianas para enfrentar la COVID-19

Compartir en redes sociales:

Un epidemiólogo y sus equipos trabajan intensamente para ofrecer al mundo sus invenciones, diseñadas para tiempos de pandemia.

Cuatro innovaciones médicas colombianas para enfrentar la COVID-19
Los desarrollos se trata de una serie de proyectos de dispositivos médicos que fortalecen la atención en salud, mucho más necesaria ahora en tiempos de pandemia.

Un brazalete inteligente de monitoreo, un robot de pronación, un escáner nutricional y una camilla que transmite signos del paciente mientras es atendido, son las propuestas innovadoras que el epidemiólogo colombiano Alejandro Vargas, que se dio a conocer en el mundo con las toallas higiénicas con capacidad para detectar embarazos e infecciones; está desarrollando como respuesta a la pandemia por coronavirus que deja ya en el mundo 472 000 víctimas y 9 millones de infectados con altos costos además, para los sistemas de salud y la calidad de vida de su personal.

“Son una serie de proyectos de dispositivos médicos que fortalecen la atención en salud”, dice el también magister en Epidemiología y Salud Pública.

El primero de ellos es un brazalete, similar en su forma a un reloj inteligente con capacidad para monitorear los signos vitales de los pacientes con sospecha o confirmados para COVID-19 que no requieran atención hospitalaria y que podría aportar en la reducción de visitas al hogar del paciente e informar de la necesidad de traslado urgente de la persona.

“Monitorea frecuencia cardiaca, temperatura, oximetría y además está dotado con GPS para determinar, dentro de un cerco epidemiológico, dónde ha estado el paciente y luego transmite los datos a las unidades médicas. Un equipo médico puede atender presencialmente a un paciente COVID en la mañana y estar estable, pero en la tarde o la noche se deterioran sus condiciones y este equipo debería trasladarse de nuevo a este hogar y eso es desgastante para el personal médico y para los recursos del sistema de salud. El brazalete informa si la situación es lo suficientemente delicada como para hacer presencialidad”, explica el científico e inventor.

El joven Físico Josué Serna Pérez, coordinador de este proyecto, indica que en Italia hay un brazalete para alertar sobre la distancia social; en Perú uno que evita que las personas se toquen la cara; en China otro que mide temperatura y en Estados Unidos un parche que mide temperatura y frecuencia cardiaca, pero no existe uno que tenga las habilidades del brazalete colombiano.

Serna trabaja con intensidad para concretar el prototipo avanzado del brazalete al menos en las próximas dos semanas y colocarlo en pruebas con las autoridades del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima. “Es un dispositivo cómodo, tipo reloj inteligente con el que incluso de podrá bañar el paciente”, recalca.

Según explica Vargas, una de las capacidades más importantes es la oximetría, es decir la cantidad de oxígeno en la sangre del paciente y que es determinante a la hora de definir si un paciente requiere atención hospitalaria o si permanece aislado en su hogar. “La saturación de oxígeno debe estar sobre un 95 % y el brazalete alerta de cualquier descenso”.

Otro de los desarrollos de Innahealth, la empresa bajo la que el innovador con apoyo de distintas organizaciones e instituciones como el Sena (Servicio Nacional de Aprendizaje); es el Robot 180°, que tiene como función la pronación de los pacientes COVID-19 que están en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Como han comprobado los intensivistas en el mundo, los pacientes acostados boca abajo, pronados, pueden respirar mejor, pero ubicar al paciente en esta posición no siempre resulta sencillo si el paciente es muy grande o pesado, lo que puede generar distintas consecuencias negativas. “Una de las más básicas es la afectación musculo esquelética para los equipos médicos que hacen el procedimiento. Además, al requerir varios integrantes del personal médico, esta operación fomenta la transmisión del virus”, explica Vargas. Agrega que la más peligrosa es la extubación del paciente, es decir que, en el procedimiento, se salga el mecanismo por el que respira el paciente, lo que podría poner en peligro su vida en determinado momento.

Como respuesta, el Robot 180° es un colchón de doble hoja que, a través de cámaras de aire, controladas inteligentemente y según los parámetros de peso y medidas del paciente, se inflan y levantan al paciente (la primera hoja), mientras la segunda hoja se infla para ‘recibirlo’ y hacer el procedimiento solo con la vigilancia de un intensivista.

A estas propuestas se suman el escáner nutricional, que moderniza la tradicional manera de medir el perímetro braquial que es el indicador del estado nutricional en los niños. Vargas recordó que las poblaciones vulnerables han sido las más afectadas durante la pandemia y el confinamiento genera la reducción drástica de alimentos en las familias más pobres, estimulando la desnutrición, lo que se mide con una cinta métrica de manera Manuel lo que resulta además de lento, en una acción que pude estar sujeta a imprecisiones.

El escáner, indica Vargas, a través de mediciones láser genera un dato exacto y que además se transmite a una plataforma en tiempo real. “Podemos diagnosticar comunidades enteras en una sola jornada por ejemplo y así determinar el estado nutricional de los niños”.

Finalmente, el epidemiólogo e inventor, trabaja junto a otro equipo, en una camilla plegable, de fibra de carbono y dotada con sensores de monitoreo de signos vitales que permitan atender de manera más eficiente no solo a pacientes con COVID-19, sino para usarse en emergencias y desastres.

Vargas y sus equipos están a la espera de patrocinadores o inversores que les permitan acelerar los procesos de estos cuatro dispositivos y así ponerlos al servicio de las ciudades y países que los requieran para “fortalecer la atención primaria en salud con tecnología avanzada”.

Para impulsar financieramente estos proyectos, el epidemiólogo colombiano y sus equipos de trabajo abrieron un fondo de recaudo en https://www.airfunding.net/project/110956 

Compartir en redes sociales:

3
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Únete a la red colaborativa

Mantenemos tus datos seguros