4. El control de la velocidad reduce las lesiones por accidentes de tránsito, pero solo 47 países tienen leyes que se ajustan a las prácticas óptimas con respecto a la velocidad en las ciudades, es decir, una velocidad máxima de 50 km/h.