5. Conducir bajo los efectos del alcohol incrementa el riesgo de accidente, pero solamente 34 países, con una población de 2.100 millones de personas, tienen leyes sobre la conducción bajo los efectos del alcohol que se ajustan a las prácticas óptimas al respecto.