6. La utilización de un casco de buena calidad puede reducir el riesgo de los motociclistas de morir por accidente de tránsito en un 40%. Pero solo 44 países, que representan un 17% de la población mundial, tienen leyes sobre el uso del casco por los motociclistas que se ajustan a las prácticas óptimas.