7. Las sillas para lactantes o niños y elevadores pueden reducir el número de defunciones infantiles entre un 54% y un 80% en caso de accidente. Solo 52 países, que representan apenas el 17% de la población mundial, tienen leyes sobre la contención de los niños que se ajustan a las prácticas óptimas.