Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Comfama Top Home
Donar

El crecimiento global de las emisiones de CO2 alcanza un récord

Compartir en redes sociales:

El uso del carbón ha disminuido drásticamente en los Estados Unidos y la Unión Europea, y las energías renovables están ganando terreno; pero el aumento del uso de gas natural y petróleo en 2019 aumentó moderadamente las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2) por tercer año consecutivo.

El crecimiento global de las emisiones de CO2 alcanza un récord
Las emisiones de China continúan creciendo en 2019 y se prevé que aumenten en un 2.6 %. El modesto crecimiento en el uso de carbón en China este año se debe al bajo crecimiento en la demanda de electricidad.

El caballo desbocado que parece ser hoy el cambio climático está a punto de superar otro hito: las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2) de combustibles fósiles alcanzarán otro triste récord. Impulsados ​​por el aumento del consumo de gas natural y petróleo, se espera que los niveles de CO2 alcancen los 37 mil millones de toneladas este año, según nuevas estimaciones del Proyecto Global de Carbono.

Aunque la tasa de crecimiento de las emisiones es más lenta que en los dos años anteriores, los científicos advierten que las emisiones podrían aumentar hasta 2030 a menos que las políticas nacionales de energía, transporte e industria cambien drásticamente.

¿Cómo están los países con mayores emisiones?

Está claro que Estados Unidos, la Unión Europea y China representan más de la mitad de todas las emisiones de dióxido de carbono en el mundo. Por eso son las regiones más monitoreadas.

Las emisiones de China continúan creciendo en 2019 y se prevé que aumenten en un 2.6 %. El modesto crecimiento en el uso de carbón en China este año se debe al bajo crecimiento en la demanda de electricidad y a la falta de crecimiento en la generación de energía a carbón, pero impulsado en parte por un mayor crecimiento en la producción de cemento, acero y otros elementos intensivos en energía. China representa el 50 % del uso mundial de carbón. Un pico mundial en el uso del carbón depende en gran medida del uso futuro que se le dé a este mineral en ese país, que dependerá de los cambios estructurales y la política energética y climática en esta potencia mundial.

En el caso de los EE. UU. se proyecta que las emisiones disminuyan en un 1.7 %   en 2019, con una disminución proyectada del 10 % en las emisiones a base de carbón. El carbón está siendo desplazado por el gas y, en menor medida, por la energía solar y eólica. La demanda de electricidad también fue baja en 2019. Se prevé que el uso de petróleo disminuya ligeramente en 2019, pero aún es probable que sea de un 1 % más que en 2017.

El crecimiento en 2018 fue alto debido a los requisitos de calefacción del hogar superiores a lo normal con inviernos fríos. El uso de gas natural continúa creciendo fuertemente (3.5 %) debido a los bajos precios y su mayor papel en la generación de electricidad.

Mientras tanto en la Unión Europea, se proyecta que las emisiones disminuyan en un 1.7 % en 2019, con una disminución proyectada de 10 % en las emisiones a base de carbón, acelerando una tendencia de -5.1 % por año desde 2013. La generación a partir del carbón ha disminuido en un 22 % hasta octubre en comparación con 2018, debido a un fuerte aumento en el precio del carbono en el Esquema de Comercio de Emisiones de la UE combinado con factores de política adicionales. El consumo de diésel y de queroseno a reacción continúa aumentando, lo que lleva a un aumento proyectado de las emisiones de productos derivados del petróleo del 0,5 % en 2019. El consumo de gas natural continúa creciendo (3 %), aunque a un ritmo muy variable en todos los miembros de la Unión.

Por último, se proyecta que las emisiones en India aumenten en 1.8 % en 2019, considerablemente más bajas que en 2018. La economía de India se ha desacelerado significativamente hasta 2019, afectando el consumo de carbón y petróleo, y la producción de cemento.

Un fuerte monzón también afectó la producción y el consumo de carbón, con fuertes lluvias que provocaron minas de carbón inundadas y una alta generación de energía hidroeléctrica. Para el resto del mundo, se proyecta que las emisiones aumenten un 0.5 % en 2019, según las proyecciones de un crecimiento económico más débil del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El crecimiento global de las emisiones de CO2 alcanza un récord
Impulsados por el aumento del consumo de gas natural y petróleo, se espera que los niveles de CO2 alcancen los 37 mil millones de toneladas este año, según nuevas estimaciones del Proyecto Global de Carbono.

Y mientras tanto en la COP 25…

Las nuevas proyecciones se producen cuando los negociadores internacionales se reúnen en Madrid para la 25ª conferencia de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Los encargados de formular políticas tienen un trabajo reducido para ellos. Los destellos de esperanza, como la dramática disminución del uso del carbón en la Unión Europea y los Estados Unidos, se ven eclipsados ​​por el creciente uso de gas natural y petróleo en todo el mundo, según los investigadores.

“Los recortes de emisiones en las naciones más ricas deben superar los aumentos en los países más pobres donde aún se necesita acceso a la energía”, afirmó Pierre Friedlingstein, profesor de matemáticas en la Universidad de Exeter y autor principal del documento Global Carbon Budget en Earth System Science Data.

En todo el mundo, la persona promedio es responsable de aproximadamente 4.8 toneladas de emisiones de dióxido de carbono fósil por año. En comparación, la persona promedio en los Estados Unidos es responsable de más de tres veces y media esa cantidad. Las historias de éxito, como la UE, donde las emisiones han disminuido aproximadamente un 1 % anual, se ven contrarrestadas por la historia de países como China, donde las emisiones de dióxido de carbono per cápita han llegado a rivalizar o incluso superar las de la UE.

Todavía existen fuertes desigualdades, particularmente en el uso del petróleo per cápita. El consumo de petróleo de EE. UU. por persona es 16 veces mayor que en India y seis veces mayor que en China. La propiedad del vehículo es similar, con casi un vehículo automotor por persona en los Estados Unidos, pero solo uno por cada 40 personas en India y 6 en China. Si China o India alcanzaran una tasa similar de propiedad de autos como en los Estados Unidos, cada país pondría en circulación mil millones de automóviles nuevos.

¿Luz al final del túnel?

Para contrarrestar el aumento de las emisiones, los investigadores piden políticas nacionales más fuertes y compromisos globales para ayudar a instituir la fijación de precios del carbono, acelerar las mejoras de eficiencia energética, reducir el consumo de energía, desplegar vehículos eléctricos, aumentar las tecnologías de captura y almacenamiento de carbono y reemplazar los combustibles fósiles con fuentes renovables.

Más de 18 países han encontrado una manera de expandir sus economías durante la última década mientras reducen las emisiones de dióxido de carbono, según un estudio anterior que incluyó a coautores afiliados al Proyecto Global de Carbono. Los países incluyen el Reino Unido y Dinamarca, que combinaron el uso estable o decreciente de la energía con la nueva capacidad de combustible renovable que desplazó el uso de combustibles fósiles.

Compartir en redes sociales:

2
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Únete a la red colaborativa

Mantenemos tus datos seguros