Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Comfama Top Home
Donar

El deporte, un escudo fundamental de las ciudades en la pospandemia

Compartir en redes sociales:

“La sociedad volverá a tender sus raíces y regresarán los partidos de fútbol, las cicladas de amigos en ruta, los parques con niños jugando”, dice el periodista deportivo colombiano Juan Felipe Mejía.

El deporte, un escudo fundamental de las ciudades en la pospandemia
“La sociedad volverá a tender sus raíces y regresarán los partidos de fútbol, las cicladas de amigos en ruta, los parques con niños jugando”, destaca el comunicador.

Desde muchos frentes y luego de casi seis meses de confinamiento se comienzan a escuchar voces en favor de la esperanza, la reactivación y la necesidad de encontrar en espacios como el deportivo, una opción para que las ciudades se reabran al sano esparcimiento.

Y es que el deporte, como lo destaca el especialista del Laboratorio de Innovación BIDLab del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Juan Pablo López Gross, se convierte incluso en una herramienta para el desarrollo que se mueve por la fuerza de una pasión.

“Entendiendo nuestro complejo contexto latinoamericano, con múltiples factores de riesgo social, el deporte es actualmente una de las herramientas más versátiles y eficaces para construir un sólido muro de contención hacia una anhelada convivencia”, destaca el experto.

Ante esta valoración del deporte, esta vez en relación con la pospandemia, hablamos con Juan Felipe Mejía, periodista deportivo colombiano con quien tratamos varios aspectos que vinculan a las ciudades, el deporte y la reactivación de la actividad física tan frenada por el COVID-19.

¿Cuál es o será, en su concepto, el papel del deporte en la reactivación de las ciudades?

Lo que vivimos hoy, producto de esta pandemia, nos ha permitido valorar lo que perdimos. Entre esas cosas la posibilidad de hacer deporte, que además de la actividad física, nos permitía garantizar puntos de encuentro con amigos y familiares. Ahora que el mundo se reactiva, se da cuenta que necesita al deporte no solo como herramienta de salud pública, sino como espacio de socialización. Una estructura necesaria para la convivencia en ciudades como las nuestras.

Ahora, hay que pensar que existen un montón de panoramas difíciles. La misión de los gobernantes hoy en materia de deporte, como herramienta de reactivación, es atacar los puntos más vulnerables. Uno de ellos, por ejemplo, garantizar los recursos para los entrenadores y formadores.

Otro problema que habrá que afrontar de fondo es ¿cómo garantizar espacios saludables de ahora en adelante para toda la población? ¿Hasta cuándo se debe determinar la cantidad de participantes por espacio? ¿Qué tipo de protección debe tener cada persona? ¿Por cuánto tiempo?

Otro peldaño que tendrá que escalar el deporte (de alto rendimiento), serán los recursos para competiciones a partir de 2021.

¿Qué tanto se afectará el presupuesto para esta cartera, por ejemplo, pensando en la preparación a Juegos Olímpicos, Bolivarianos o Panamericanos Junior?

Y con las pruebas que se han realizado, por ejemplo, con horarios establecidos para la práctica y las ciclovías emergentes, qué cree que se ha ganado: ¿adeptos, nuevos deportistas, consolidar la actividad deportiva?

Es difícil en medio de esta pandemia hablar de consolidar una actividad deportiva, cuando todo se cerró de tajo e incluso la práctica individual de un deporte como el ciclismo sufrió serias restricciones. Muchos amantes del pedal, (aficionados) han regresado de a poco a la ruta.

El deporte, un escudo fundamental de las ciudades en la pospandemia
Juan Felipe Mejía, periodista deportivo colombiano.

Sin embargo, es precisamente la bicicleta la más fortalecida en esta pandemia, haciéndole de paso un favor al planeta, ¿cómo masificar más este medio (no solo infraestructura) que tiene beneficios comprobados?

Era una tarea difícil para la región (para unos más que para otros), antes de la aparición del COVID-19, imagínenlo ahora. Sin embargo, creo que ninguna sociedad puede rendirse en ese tema. Crear conciencia individual y colectiva de sus beneficios debe ser primordial. Alternativas para la práctica deportiva en donde a veces no lo hay. Dicho esto, es sorprendente la capacidad de algunos profesores para planear clases de educación física virtual, o de algunos padres para inventar juegos y rutinas que permitan que el niño no se quede solo en pantalla.

Ahora hablaba del tema de los formadores y en su papel de padre, sabe que esta pandemia afecta a los menores incluso más que a los adultos, ¿deben estar ellos, los niños, en el primer peldaño a la hora de pensar en deporte abierto y grupal?

Sí, claro. Hoy han comenzado un buen número de estudios para analizar el impacto que ha tenido todo esto sobre los niños. A los papás, a la familia, a los profesores nos tomó por sorpresa. Aprender a validar los nuevos sentimientos que se generan en ellos, buscar espacios. Y sí, yo pienso que deben ser los primeros en poder salir, a recuperar su esencia, a recuperar los amigos, a recuperar la posibilidad de la práctica deportiva.

¿Cómo piensa que los gobiernos deberían abordar este tema, entendiendo justamente su puesto de padre, formador y líder de opinión desde su trabajo?

Es difícil porque son tres facetas que seguramente pueden no tener las mismas necesidades en estos momentos. Sin embargo, ha sido una norma básica de la Organización Mundial de la Salud (OMS) propender por la prevención antes que el desgaste que implica atacar una enfermedad. El tema para los gobiernos será generar una buena cantidad de estrategias para disminuir lo más pronto posible el impacto entre los niños. En muchos casos el juego es su deporte y hoy el confinamiento, no les permite expresarse e incluso desarrollar una mejor capacidad motriz.

¿Cómo se imagina la relación deporte-ciudadanía? ¿Seremos una sociedad temerosa de las prácticas al aire libre o fortalecida y gustosa de ejercitarse en grupo?

Será lenta la pérdida del miedo, pero estoy convencido de que la normalidad regresará. Es difícil que nos desprendamos de esa cotidianidad. La sociedad volverá a tender sus raíces y regresarán los partidos de fútbol, las cicladas de amigos en ruta, los parques con niños jugando.

Compartir en redes sociales:

1
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Únete a la red colaborativa

Mantenemos tus datos seguros