Alyssa Babasa es una artista que vive en Ciudad Quezón, la ciudad más poblada de Filipinas. Quiso plasmar en su ilustración el valor que para ella tienen las bibliotecas, las que considera santuarios para el aprendizaje y el progreso. Por eso la imagen de una biblioteca abierta a la gente es su modelo de futuro.