Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Donar

El futuro de las ciudades será resiliente, digital e inclusivo (o no lo será)

Compartir en redes sociales:

El futuro de las ciudades será resiliente, digital e inclusivo (o no lo será)
Ciudades brasileñas del nordeste de Brasil como Salvador, Recife y Fortaleza, están llevando a cabo iniciativas interesantes para hacer frente a esos desafíos. Foto: Vista aérea de Recife, Brasil

Mucho se ha hablado sobre los impactos que ha tenido la pandemia en las poblaciones vulnerables. Las estimaciones del FMI indican que hasta 100 millones de personas en el mundo pueden haber ingresado en la pobreza extrema debido al COVID-19, borrando todos los avances que se habían logrado en ese terreno en los últimos tres años. La Organización de las Naciones Unidas advierte que por primera vez desde 1990 se ha producido un aumento global de las tasas de pobreza, y algunas regiones podrían alcanzar niveles no vistos en 30 años, poniendo en riesgo la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030. 

Por otro lado, la crisis a la que nos enfrentamos ha acelerado una tendencia hacia la migración digital por parte de gobiernos y empresas de una forma sin precedentes. En Brasil, por ejemplo, se estima que el tráfico de la plataforma WhatsApp aumentó hasta en un 97 % durante la pandemia, convirtiéndola en un facilitador para las pequeñas empresas. Las transacciones realizadas por esa vía aumentaron en igual medida, especialmente en el comercio de calle.  También creció su utilización por consumidores de poder adquisitivo más bajo (ej. clases C, D y E). Para estas familias su uso con fines comerciales creció 22 %, mientras que el uso comercial por parte de las tiendas, abastos y panaderías de barrio, aumentó en aproximadamente 50 %. Con base en lo observado en los países que avanzan de forma más rápida en la distribución de vacunas y control de los contagios, el proceso de adopción de medios digitales de consumo e interacción seguirá creciendo a pesar de superarse la emergencia sanitaria. 

La digitalización en el mundo pospandemia puede aumentar la brecha digital 

Dada la penetración de estos instrumentos digitales en nuestro día a día y la aceleración de su actual uso, es razonable concluir que hoy que una parte importante de los desafíos de política pública involucra elementos digitales. De ahí la relevancia y necesidad de discutir el tema de la inclusión y la resiliencia digital como elementos centrales para los procesos de recuperación económica y atención a las poblaciones más vulnerables. 

De acuerdo con un estudio de la CEPAL realizado en 2020, sólo el 66,7 % de los habitantes de América Latina tienen conexión a Internet y el tercio restante o posee un acceso limitado o no tiene acceso alguno. En los espacios urbanos, si bien el acceso es más expandido, importantes diferencias se notan en términos de la calidad del acceso. Un estudio reciente de CAF concluye que la brecha digital en América Latina y el Caribe se está extendiendo debido a que “el uso de Internet en gran parte de los hogares latinoamericanos se limita al uso de herramientas de comunicación y redes sociales” y que, por lo tanto, “la penetración de Internet per se no indica un elevado grado de resiliencia digital del hogar latinoamericano”. 

La brecha digital impide que la región aproveche las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) de manera efectiva y que se apoye en ellas para impulsar los procesos de desarrollo sostenible y de integración de los países que la conforman. 

Recuperación Urbana: Respuestas Resilientes frente a la crisis 

Esta realidad dibuja múltiples desafíos en la lucha contra la desigualdad y el acceso a oportunidades por parte de los ciudadanos, especialmente aquellos que ya se encuentran en condiciones de vulnerabilidad. Las ciudades pueden cumplir un papel relevante en reducir esta brecha digital y a través de la tecnología generar mejor acceso a los servicios y ayudar en la recuperación pospandemia. Para acompañar a los gobiernos locales a enfrentar estos desafíos, desde la Iniciativa Ciudades con Futuro de CAF junto a la Red de Ciudades Resilientes se organizaron espacios de intercambio virtuales denominados “Recuperación Urbana: Respuestas Resilientes frente a la crisis” en los cuales participaron representantes de 20 ciudades de la región para analizar los actuales retos y acercar  posibles soluciones y  compartir buenas prácticas dirigidas a mitigar o controlar los efectos de la pandemia. En la sesión 5 se exploraron los desafíos y posibilidades que la inclusión digital trae para la reactivación económica. 

Una de las conclusiones del encuentro es que los hogares de bajos ingresos están particularmente expuestos al virus y sus consecuencias, y también son más vulnerables en el proceso de retorno a la normalidad. Las poblaciones más vulnerables se ven más afectadas por el desempleo relacionado con la recesión económica debido a la informalidad de su trabajo, a su vez los niños y niñas de estos hogares tienen menos probabilidades de beneficiarse de la educación a distancia debido a la limitación de equipos e infraestructura, e incluso aspectos nutricionales (y, por lo tanto, desarrollo) pueden verse afectados por la interrupción de la alimentación en las escuelas. En un contexto de creciente digitalización, un proceso de vuelta de las actividades sin la debida atención a la inclusión digital de poblaciones vulnerables puede tener graves consecuencias con respecto al aumento de las desigualdades sociales. 

Para avanzar hacia políticas de inclusión digital con enfoque territorial, es necesario entender los efectos de la internet con respecto al acceso de bienes y servicios, y la capacidad de los ciudadanos para acceder efectivamente a los mismos, desde un punto de vista económico, pero también sociocultural. Esto se logra trabajando fuertemente en la disminución de la brecha digital y, atendiendo especialmente a adultos mayores, mujeres y niños y niñas, quienes han sido golpeados con más fuerza por los efectos de la pandemia. 

Ciudades brasileñas del nordeste de Brasil como Salvador, Recife y Fortaleza, están llevando a cabo iniciativas interesantes para hacer frente a esos desafíos. Por ejemplo, en la capital del estado de Bahía, la municipalidad está financiando el desarrollo de infraestructuras públicas de conectividad orientadas a cerrar la brecha de acceso a internet en áreas vulnerables, y busca también incrementar el acceso a oportunidades de mujeres a través de desafíos con el objetivo de identificar, impulsar e implementar negocios de base digital liderados por mujeres. Te contamos eso y mucho más en la publicación que sintetiza las principales conclusiones de la sesión de intercambio. Te invitamos a descargarla y sumarte al debate para un futuro resiliente, digital e inclusivo en las ciudades y municipios latinoamericanos.

Compartir en redes sociales:

1
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Artículos Relacionados

Imagen
Imagen