El Plural Invisibiliza: Callao y la lucha por mantener su autonomía

Daysi Cabada Silva
21 agosto, 2022 - Derecho a la ciudad

Durante años podemos ver reflejado que se ha intentado planificar la ciudad de Callao y Lima como uno solo, pero en todo este tiempo no se hace la pregunta de ¿Callao, tú que necesitas? sino, “necesitamos unirnos para resolver problemas” suponiendo que esta es la única manera que puede ser efectiva, eso genera que una de las partes sea invisibilizada, que las necesidades de una de las partes no entren en la ecuación.

Planes de Desarrollo Metropolitano
Este instrumento de planificación es técnico-normativo a una escala metropolitana que orienta el desarrollo de las ciudades.

Existe para Callao el PDM Callao 2040, el cual reflejó las necesidades, potencialidades y proyectos que necesita la metrópoli para poder tener una mejor calidad de vida y una equidad entre Callao Norte, Centro y Sur, tomando en cuenta que es la primera vez que la ciudad tiene un PDM desde y para Callao. Lima metropolitana tiene el PlanMet 2040 en el cual busca la descentralización y la mejor distribución de sus recursos en base a cinco limas articuladas.

Ambos planes tuvieron conversaciones de coordinación, como podemos ver reflejado en un video del canal de Youtube del PlanMet 2040, donde vemos que el PDM Callao muestra la metodología, avances de diagnóstico y propuestas que se tiene para Callao a comparación de la presentación de ATU que ningún momento habló de la realidad o el estado actual en el que se encuentra Callao ya que es una institución que vela por ambos territorios y está realizando el Plan de Movilidad Urbana Lima y Callao, no se expuso propuestas generales o lineamientos que den incidencia de manera equitativa, se menciona que existen horizontes que están incluyendo a ambos planes pero no se menciona cuáles y en el caso del PlanMet 2040 no pudo mostrar ningún avance teniendo en cuenta que tienen como base el plan 2035.

No se tiene conocimiento, al menos para el público en general las conclusiones de sus reuniones para el beneficio de ambos territorios, pero podemos ver reflejado en los documentos del GeoPlan que se toma a Callao desde Lima como un polo logístico que necesita articular con ella para poder utilizar su puerto y aeropuerto.

 

La necesidad de preguntar
Callao y Lima viven actualmente en el futuro, a comparación de otras provincias del Perú, que entre ellas tienen valles, desiertos o territorios agrícolas que los bordean y dividen unas de otras, estos dos territorios han crecido tanto que ahora están conurbados, Callao no puede expandirse de manera horizontal ya que sus límites políticos, viéndose desde una escala territorial quedó atrapado y rodeado por Lima metropolitana para lo cual necesitan articular en ciertos ámbitos, el problema no es que se hagan mesas de trabajo para conversar sobre estos límites comunes, el tema es que se tiene que preguntar ¿Qué necesitas? y lo que requiere Callao es tiempo, que es válido, ya que su población y acciones de gobernanza están empezando a despertar después de un largo silencio de corrupción y de ser utilizado como un territorio de sacrificio, puesto que ha vivido etapas en las que hablar de planificación, de lo que se necesita o de lo que no quieren que suceda más en la ciudad no era permitido sin exponer la vida de sus ciudadanos. Si no se respetan los tiempos de crecimiento de las ciudades no vamos a respetar a las personas que viven dentro de ellas, Callao es más que el puerto y el aeropuerto, no es un polo logístico, es un territorio de potencialidades, riquezas culturales y recursos naturales que necesitan análisis, protección y una adecuada propuesta pensada en el beneficio de todos los chalacos y chalacas.

Cuándo hoy en día se piensa en planificar Lima y Callao como uno solo, se refleja una conveniencia de una de las partes, ya que se escucha como “yo necesito planificar con Callao”, cuando Callao ha demostrado que puede planificarse de manera individual y un claro ejemplo es el PDM Callao 2040, porque se aprendió que si se conoce y se tiene la data de este territorio se puede tener propuestas valiosas e integradas con una metodología que abarca el beneficio de toda la metrópoli, a comparación de Lima metropolitana que si planifica sin Callao se queda sin un puerto y un aeropuerto el cual abastece y moviliza los requerimientos de su ciudad.

 

A Callao no le conviene ser parte de Lima
Callao está viviendo un proceso de descubrimiento de entender quién es y qué es lo que merece, a partir de la generación de nueva data, conocimientos y estadísticas. Su población en época de pandemia volvió a vivir en la ciudad y que los chalacos decidan quedarse ha generado reencuentros en los barrios, nuevos equipamientos y una nueva oferta de vivienda, por lo cual también nació nuevas necesidades de puestos de trabajo, universidades, centro de salud y sobre todo espacio público de calidad que esté distribuido equitativamente en toda la región.

Si se piensa unir Callao y Lima todas esas necesidades quedarán invisibilizadas, un claro ejemplo son los distritos del norte y del este de Lima metropolitana que requiere una atención particular a comparación de los distritos del Sur y que aún no son resueltas a pesar de tener planificación y los profesionales para solucionarlo, se sigue yendo a espacios de recreación desde San Juan Lurigancho hasta Miraflores o San Isidro, se cree que Lima busca una descentralización cuando los parques bicentenario siguen siendo prioridad para algunos distritos a comparación de otros.

A Callao no le conviene ser parte de Lima no sólo por un tema de identidad sino porque perdería todo la inversión y el dinero que recauda de sus recursos que pueden ser utilizados en beneficio de la misma ciudad, sabiendo que la gobernanza no es la adecuada y en ninguna parte del País lo es ya que en todos hay corrupción, pero eso no quiere decir que Lima lo merezca. Callao merece la oportunidad de mantener su autonomía y de solucionar sus problemas, de encontrarse a sí misma el tiempo que sea necesario sin presiones o apuros de una unión.

 

Iniciativas chalacas a partir de las necesidades de la urbe
En el despertar antes mencionado aparecen respuestas a ciertos requerimientos que experimenta la ciudad, un ejemplo de esto es el Laboratorio Ciudadano Soñadores Urbanos, el cual busca mejorar Callao a través de diferentes miradas y disciplinas constituyéndose en una plataforma de análisis, creación de escenarios presentes y futuros, siendo un espacio de difusión desde y para Callao. Con la guía de este laboratorio y de la mano de los vecinos y vecinas se ha podido consolidar diferentes proyectos e intervenciones urbanas, así como espacios en los cuales la voz chalaca escuchada ante problemáticas que afectan la calidad de vida de las personas nace el colectivo Callao le dice no a la vía expresa Santa Rosa liderado por vecinos de la propia avenida que no aceptan propuestas que intentan puentearlos y no aportar al desarrollo de toda la ciudad, eliminando todo el espacio público de calidad que ahora existe. Guardianes del patrimonio Chalaco es un colectivo que defiende y aporta el conocimiento del patrimonio inmueble en la ciudad de Callao, que se ve afectado por procesos de gentrificación, la necesidad de catalogar las casonas y edificios preexistentes en el Centro Histórico, puesta en valor y sobre todo su protección y mantenimiento.

Todos estos espacios tienen un fin, mejorar la ciudad donde viven y quieren seguir viviendo, respetar estas iniciativas y entender que sí se están haciendo cosas en Callao para buscar su mejora, es entender que Callao no es parte de Lima, es la ciudad que se defendió no solo así misma sino a todo un país en innumerables guerras, que la fiel y generosa ciudad del Callao asilo de las leyes y la libertad merece una oportunidad para trabajar en sí misma.