La estructura en voladizo de 8 bloques y 3 niveles fue considerada en su momento una solución innovadora, al tiempo que preservaba la integridad del vecindario de Brooklyn Heights. Moses no aceptó que el área fuera privada, pero en última instancia, creó un paseo público en la cima. Foto: NYC Parks & Recreation.