Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Comfama Top Home
Donar

El valor de la agricultura periurbana: más allá de la productividad

Compartir en redes sociales:

Un estudio en Sogamoso (Colombia) revela la importancia de la agricultura periurbana para el sentido de propósito, el tejido social y la resiliencia de las comunidades locales.

Agricultural periurbana en Sogamoso, Colombia

La agricultura periurbana puede contribuir a la seguridad alimentaria y la nutrición, la generación de ingresos y la gestión ambiental, por ejemplo mediante la reutilización de residuos orgánicos urbanos, la creación de cinturones verdes y la prestación de servicios ecosistémicos.

Sin embargo, en muchas ciudades de América Latina, los imperativos del desarrollo son muy apremiantes y la agricultura urbana a menudo se considera una barrera para el desarrollo. Cuando el desarrollo se define en términos de ‘progreso’ tecnológico e infraestructural, productividad, crecimiento económico y conexiones culturales ‘modernas’ y globales, la agricultura periurbana a menudo se retrata como una actividad atrasada, localizada, de baja tecnología y de bajo rendimiento económico: un legado del subdesarrollo pasado que debería abandonarse para dar espacio (tierra) para la expansión de una economía más ‘productiva’.

Es especialmente difícil medir los efectos menos tangibles de la agricultura periurbana en las comunidades y culturas locales. De este modo, tanto aquellos que se oponen como los que defienden la agricultura urbana a menudo miden sus impactos únicamente en términos de productividad material o económica. Las evaluaciones limitadas a valores monetarios pasan por alto la importancia simbólica del autoabastecimiento de alimentos y la reinvención de nuevas identidades campesinas. A su vez, los desafíos en la medición de la agricultura urbana han contribuido a su invisibilidad en la planificación territorial y en el ámbito de la formulación de políticas de desarrollo urbano.

Un estudio que realizamos recientemente en la ciudad colombiana de Sogamoso revela la importancia de las contribuciones no monetarias de la agricultura periurbana para el sentido de propósito, el tejido social y la resiliencia de las comunidades locales. En la ciudad de Sogamoso, el contraste entre los mundos urbano y rural se puede observar en todas sus contradicciones en el espacio periurbano. Es así como la agricultura periurbana en esta ciudad ha sido retratada explícitamente por planificadores, promotores inmobiliarios y autoridades locales como una barrera para el progreso económico.

Este estudio hizo evidente la diversidad de la agricultura periurbana en la ciudad de Sogamoso. Junto a los hogares que producen principalmente para el mercado, existe también una gran cantidad de hogares para los cuales la agricultura no es la ocupación principal ni la principal fuente de ingresos. Por lo tanto, la agricultura periurbana en Sogamoso, como en otras ciudades de la región, no es en absoluto un fenómeno homogéneo. Además, muchos hogares se dedican a la agricultura como una práctica “normal” generalizada en las comunidades locales, no porque la agricultura periurbana fuera promovida por intervenciones políticas o proyectos de desarrollo.

Este estudio también encontró que muchos hogares periurbanos producen alimentos para autoconsumo (autoaprovisionamiento) e intercambian alimentos con otros hogares fuera del mercado. Aunque no todos los agricultores periurbanos se dediquen al autoabastecimiento y al intercambio de alimentos en la misma medida y en las mismas maneras, tales prácticas están más relacionadas con verduras, frutas y hierbas que con ganado o productos animales. El intercambio de alimentos es menos generalizado que el autoabastecimiento; sin embargo, es practicado por aproximadamente una cuarta parte de los participantes de este estudio.

Los agricultores periurbanos tienen una percepción general muy positiva del papel de la agricultura periurbana en Sogamoso. Los participantes destacan la contribución de la agricultura periurbana como fuente de ingresos y de alimentos sanos y limpios, lo que contribuye a su seguridad alimentaria. En resumen, este estudio indica la existencia de una red social de intercambio de alimentos muy viva y una práctica aún más fuerte de cultivar al menos parte del propio suministro de alimentos en el espacio periurbano de Sogamoso.

¿Por qué este estudio es importante para la planificación y la gobernanza del desarrollo urbano sostenible?

En primer lugar, esta investigación proporciona evidencia que contrasta con los discursos dominantes de desarrollo urbano en Sogamoso, que han tendido a pasar por alto tal diversidad en su intento de retratar la franja urbana como un espacio “vacío” en espera de un uso urbano más productivo.

En segundo lugar, este estudio también proporciona nuevos argumentos para la protección y promoción de la agricultura periurbana en Colombia y en toda América Latina. Aunque tanto aquellos que se oponen como los que defienden la agricultura urbana a menudo miden sus impactos únicamente en términos de productividad material o económica, este estudio revela los impactos cruciales no económicos y de más difícil cuantificación de la agricultura periurbana: la construcción de un sentido de propósito, de tejido social, y de la resiliencia de las comunidades.

En tercer y último lugar, si bien la agricultura periurbana es una práctica que existe de manera generalisada y no requiere configuración o dirección por las autoridades locales, estas instituciones y la sociedad civil sí pueden brindar apoyo para proteger la agricultura periurbana de los intentos de erradicación de tale práctica por grupos interesados en la acaparación de tierras para expansión y supuesta ‘modernización’ urbana.

El estudio citado en este artículo es una colaboración entre el Departamento de Geografía y Ciencias Ambientales de la Universidad de Reading (Reino Unido), el Instituto Copernicus de Desarrollo Sostenible de la Universidad de Utrecht (Países Bajos) y la Fundación Jischana Huitaca (Colombia). El estudio fue financiado por la ‘Royal Geographical Society (with IBG)’ a través de la ‘Environment and Sustainability Research Grant 2017/1’. El estudio (en inglés) se puede solicitar por correo electrónico al Profesor Giuseppe Feola: [email protected] o descargado libremente en esta URL: https://doi.org/10.1016/j.jrurstud.2020.04.032

Compartir en redes sociales:

1
0

Este es un espacio de cocreación libre e independiente. Las tesis, los argumentos, las opiniones expresadas aquí reflejan los puntos de vista de los autores y no comprometen el pensamiento ni la opinión del equipo editorial de LA Network. Uno de nuestros principios es la pluralidad y la practicamos con convicción.

¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Artículos Relacionados

Únete a la red colaborativa

Mantenemos tus datos seguros