En Latinoamérica el aumento de basuras sigue siendo obstáculo para el desarrollo

LA Network Ciudades - Ciudades
17 octubre, 2018 - Ecología Urbana

Según el reporte, aproximadamente una tercera parte de los residuos acaban en basurales, vertederos que no garantizan una adecuada protección del medioambiente y la salud.

Foto: Archivo LA Network – shutterstock_427220479

Un nuevo Informe publicado por ONU Medio Ambiente, reveló que un tercio de todos los residuos urbanos generados en América Latina y el Caribe aún terminan en basurales a cielo abierto o en el medio ambiente; además, que cada latinoamericano genera un kilo de basura al día y la región en su conjunto, unas 541.000 toneladas, afectando la salud, el agua, el aire y los suelos.

Los resultados de este estudio, significados como “la paradoja de América Latina: a más desarrollo más basura; a más basura no más desarrollo”, detalla que la poca capacidad de reciclaje es otro de los retos que afronta la región, ya que, en términos de producción de residuos urbanos, América Latina se sitúa de forma proporcionada a su población y nivel de desarrollo, ni más ni menos que lo que le corresponde.

“En cuanto a los residuos que genera cada persona, América Latina está en un promedio de un kilogramo por habitante y día, y estaría por debajo de otros países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) que tienen una tasa más alta, y está por encima de otras regiones, como por ejemplo África”, destacó Jordi Pon, coordinador regional para América Latina y el Caribe de ONU Medio Ambiente, en una entrevista con Noticias ONU.

De acuerdo con otro de los apartes de este informe, la disposición final de desechos de manera no controlada o su falta o incorrecta recolección genera los basurales a cielo abierto. Dentro de estos, los de mayor riesgo son aquellos donde, de forma sistemática e indiscriminada, se arrojan los residuos en arroyos o espacios abandonados o sin control ni protección.

“Uno de los asuntos que aborda el informe es la creciente generación de residuos en la región, fruto del desarrollo y del crecimiento de la población, mientras el sector no se ha dotado de la capacidad suficiente para atender de forma adecuada a los mismos”, indica Pon, quien agregó que, de hecho, cuarenta millones de personas carecen de acceso a la recolección de residuos.