Encuesta Origen – Destino en México: la reflexión sobre la movilidad sostenible en Latinoamérica

LA Network - Equipo editorial
21 octubre, 2018 - Movilidad

LA Network dialogó con el matemático Édgar Vielma, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que realizó la EOD en el Valle de México y su conclusión es contundente: sin mejor transporte público y masivo, los modos privados de transporte seguirán reinando en las ciudades.

Encuesta Origen - Destino en México: la reflexión sobre la movilidad sostenible en Latinoamérica
Estación de bus de la Ciudad de México. Foto: Takamex – Shutterstock

Los datos que arrojaron la Encuesta Origen- Destino 2017 (EOD) realizada en el Valle de México con más de 20 millones de habitantes y cerca de 35 millones de viajes diarios, son el insumo para generar y reiterar una reflexión que enlaza a todas las grandes ciudades de Latinoamérica y sus problemas para alcanzar la movilidad sostenible: las claves son la calidad del transporte público, masivo o no; la dotación de infraestructura para fomentar el uso de la bicicleta y de la caminata, por citar las principales.

LA Network dialogó con el matemático y magíster en Economía, Édgar Vielma Orozco, Director General de Estadísticas Sociodemográficas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) quien a partir del análisis e interpretación de los datos que arrojó la EOD 2017 publicados este año, como que el millón de viajes que se realiza en bicicleta a diario en el Valle de México (VDM) aún dista mucho de ser el ideal de masificación del modo no motorizado más eficiente y eficaz; recordó algunos de los retos que tienen las ciudades de la región.

“El vehículo privado es un medio totalmente ineficaz en términos de la eficiencia de la movilidad urbana, por eso es necesario fomentar el otro escenario que es el escenario masivo. Este no es un tema de convencimiento o buena voluntad, tiene que ser un tema racional. Es decir, si yo no tengo ninguna complicación en tomar una bicicleta, después tomar el metro, luego bajarme, tomar de nuevo la bicicleta y llegar a mi trabajo, con un costo muchísimo menor de tiempo, sin duda lo voy a hacer de preferencia sobre el vehículo; pero si el transporte es de mala calidad y la bicicleta no está interconectada y además  carezco de seguridad en el entorno, si no tengo un espacio confinado (carril segregado), sin duda los otros modos tradicionales seguirán siendo los más usados”, declaró Vielma Orozco.

Encuesta Origen - Destino en México: la reflexión sobre la movilidad sostenible en Latinoamérica
Estación de Ecobici en el Parque Central Alameda de la Ciudad de México. Foto: tateyama – Shutterstock

Lea: ¿Y las empresas privadas qué hacen por la movilidad sostenible?

El comentario del experto surgió luego de explicar que la EOD indicó que de los cerca de 35 millones de viajes que realizan los más de 15 millones de personas mayores de 6 años en el VDM; un total de 7.3 millones se realizan en el vehículo privado en los que la eficiencia brilla por su ausencia: en el 68 % de los casos esos vehículos transportaban a solo una persona -con su respectivo aporte de CO2-, pero además de ocupación del espacio la ciudad.

Agregó Vielma que tan solo en el 22 % de esos más de siete millones de viajes, el vehículo transportó a dos personas; evidenciando el complejo panorama en la llamada quinta ciudad más grande del mundo (Tokio 37 millones; Delhi 29; Shanghai 26 y Sao Paulo con 21.6).

Frente a este panorama ‘carrocentrista’ se plantea la bicicleta como un modo articulador, sostenible, amigable con el medioambiente y saludable pero que en el VDM no alcanza, como dijo Vielma Orozco, a ser masivo gracias a lo que él concluye como falta de articulación con los demás modos. “En las grandes urbes es imposible que la gente se mueva 100 % en un solo modo. Entonces si de verdad queremos bajar a las personas de los vehículos privados, sin duda debe haber una  interconexión, de la que el Valle de México carece: tenemos los modos, existen y se han impulsado mucho, pero la interconexión entre esos modos es la que hace falta”, señaló el experto en estadística.

Respecto a los dos modos no motorizados (en el VDM se realizan 11.5 millones de viajes a pie y un millón en bicicleta), el Director General de Estadísticas Sociodemográficas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), insistió en otra importante variable como la seguridad -tanto vial como ciudadana-, de la que dice es fundamental para que la gente prefiera estos modos al vehículo privado. Por ejemplo en el caso de bicicleta, dijo Vielma Orozco, se requieren carriles segregados o confinados, que brinden confianza en los trayectos y estimulen a más personas a usar la bici.

También se requiere mayor seguridad en el transporte público y calidad. De hecho, el año anterior la Fundación Thomson Reuters ubicó a la Ciudad de México como la sexta megaciudad del mundo con pero seguridad en el transporte público.

Lea: Las mujeres, en riesgo constante en el transporte público de las ciudades latinoamericanas

Encuesta Origen - Destino en México: la reflexión sobre la movilidad sostenible en Latinoamérica
Édgar Vielma, matemático del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI),

A ese factor, agregó el funcionario, debe sumarse la necesidad de mejorar la calidad del transporte público que en el VDM representa 15.6 millones de viajes cada día y que para Vielma Orozco, tiene que ponerse a tono con los adelantos de ciudades de primer orden con elementos como la programación eficiente de las frecuencias.

“Tenemos la Encuesta de Calidad e Impacto Gubernamental que se mide en qué circunstancias se da el uso de ese transporte público, es decir los sitios oficiales que existen para tomar el transporte público, si hay horarios concretos y precisos de cuándo va a pasar el bus, cuándo pasa el transporte público. En Latinoamérica eso no es común, pero en los países desarrollados es un tema elemental para la programación de las personas y sin dudas, si nosotros sabemos que va a pasar a las 5:50 el siguiente transporte público o metro pues entonces yo programo mi viaje y eso me hace elegirlo sobre otros modos”, concluyó.

De esta manera reflexionó el experto técnico a partir de los resultados de la OED que realizó un total de 66.625 encuestas en 194 dominios, cuadrantes o territorios en los que se dividió el VDM para identificar cómo se mueven los mexicanos en su gran valle capital y que dejan mensajes para establecer tareas en las ciudades latinoamericanas.