Gobierno de Buenos Aires entregó recomendaciones ante las altas temperaturas

LA Network Ciudades - Ciudades
24 enero, 2017 - Salud

La piel y la salud visual son algunos de los focos de atención a tener presentes ante la permanencia de calor extremo.

Foto: Gobierno de Buenos Aires
Foto: Gobierno de Buenos Aires

Beber agua para evitar la deshidratación, estar a la sombra y evitar el sol entre las 10 y las 17 horas, hacen parte de las recomendaciones entregadas por el Gobierno de Buenos Aires para que los habitantes de la ciudad puedan repeler los embates de las altas temperaturas.

De acuerdo con la alerta emitida por el Ministerio de Salud de la Ciudad, aunque el golpe de calor puede afectar a personas de cualquier edad, los grupos de mayor riesgo son los niños -que no manifiestan sus síntomas con facilidad- y los mayores de 65 años.

Para estos grupos poblacionales, la autoridad de salud de la capital argentina recomendó poner cuidado a síntomas como dolor de cabeza, convulsiones y pérdida de conciencia, sensación de vértigo, piel enrojecida, caliente y seca; náuseas, respiración y pulso débil, confusión, y elevada temperatura corporal superior a los 40 grados.

Además, otras recomendaciones para la atención sintomática fueron entregadas por el Ministerio de Salud de Buenos Aires, entre ellas: trasladar al afectado a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo; hacer que mantenga la cabeza un poco alta e intentar refrescarlo mojándole la ropa; aplicarle hielo en la cabeza, darle de beber agua fresca o un poco salada, solicitar ayuda médica y tener a la mano la línea de atención 107 del Sistema de Atención Médica de Emergencias – SAME.

Igualmente, insistieron desde el organismo de salud en recomendar a las personas el reducir la actividad física, permanecer en espacios ventilados, evitar comidas abundantes, evitar las bebidas alcohólicas, aumentar el consumo de líquidos y no exponerse en exceso al sol. También, recordar que no existe un tratamiento farmacológico contra el golpe de calor y sólo los métodos clásicos expuestos anteriormente pueden prevenirlo y contrarrestarlo.