Guadalajara y Ciudad de México modificaron normativa sobre estacionamientos

LA Network Ciudades - Ciudades
18 julio, 2017 - Movilidad

El 42 por ciento del espacio de las construcciones en la Ciudad de México está destinado a estacionamientos.

Foto: maspormas.com

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, y el presidente Municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, se convirtieron en pioneros en México al convertir a sus ciudades en las primeras en fijar máximos en cajones para estacionamientos, esto en beneficio de la movilidad y a favor de los espacios para las personas.

“Durante años se ha destinado gran cantidad de recursos y espacio para que duerman nuestros autos, en vez de haberlos destinado a vivienda popular, lo que habría ayudado a evitar la expulsión de las familias más pobres hacia la periferia; eso va en contra de la ciudad justa e incluyente que queremos”, destacó Miguel Ángel Mancera.

El Jefe de Gobierno de la capital mexicana, destacó que si bien en grandes metrópolis como la Ciudad de México y Guadalajara solo un porcentaje minoritario de los traslados se realiza en automóvil particular, la vieja normatividad de ambas ciudades en materia de construcción obligaba a las nuevas edificaciones a disponer de cajones de estacionamiento. Esta disposición benefició el espacio destinado a los automóviles, por encima de la oferta de vivienda.

Por su parte, Enrique Alfaro, presidente Municipal de Guadalajara, acotó que “el marco normativo en materia de estacionamientos de nuestras ciudades resultaba incongruente con las políticas de priorización al transporte público, al peatón y al ciclista con las que nos hemos comprometido”.

De acuerdo con los Mandatario locales durante el encuentro, las recientes reformas dan congruencia a la visión de ciudades con menos autos, menos congestión vehicular, mejor calidad del aire, mejor transporte público y mejor infraestructura para peatones y ciclistas. Ante lo cual agregaron que ambas urbes invertirán en más infraestructura de transporte público a través de esta nueva norma para fomentar opciones para todos.

La reforma presentada, posee cuatro puntos básicos dentro de los cuales se destaca que se eliminarán los requerimientos mínimos de estacionamiento y se establecerán cajones máximos en función del tamaño y uso del suelo de las edificaciones, privilegiando el Desarrollo Orientado al Transporte.

Además, será obligatoria la disposición de bici-estacionamientos al interior de las nuevas construcciones; se posibilitará la conversión de espacios anteriormente destinados a estacionamientos, hacia otros usos; y se llevarán a cabo alianzas con el sector desarrollador para invertir en transporte público sustentable.