Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Donar

La arquitectura hostil en São Paulo

Compartir en redes sociales:

En São Paulo hay diversos “monumentos” a la arquitectura hostil.

Una de las mayores ciudades Latinoamericanas utiliza mal sus espacios y desafía la vida de las personas que viven en situación de calle

Una de las metrópolis más grandes de Latinoamérica, con 12 millones de habitantes, podría ser ejemplo de ciudadanía y convivencia. Pero, no es lo que pasa en la ciudad de São Paulo, en Brasil. Diversas estructuras públicas, que podrían abrigar a las personas y convertir esa ciudad tan gris en un lugar acogedor, simplemente sirven como lugares aún más deshumanos.

Muchos cambios sociales y económicos modificaron la ciudad y el uso de los lugares en los últimos años. La arquitectura hostil siempre fue utilizada y ahora más que nunca aparece como un recurso creciente para decidir quién y cómo se debe utilizar el espacio público.

En febrero, un sacerdote de la iglesia católica, Julio Lancelloti, conocido como “Padre Julio”, protagonizó una escena icónica: con un mazo, derrumbó centenas de piedras que estaban bajo un viaducto en el centro de la capital, utilizadas para apartar a la gente. Su foto en twitter ya suma miles de “me gusta” y “retuits”. Padre Julio es Coordinador de la Pastoral del Pueblo en Situación de Calle en la Ciudad de São Paulo, y referente internacional en la defensa de los derechos humanos y sociales.

Padre Julio, un sacerdote de la iglesia católica, con un mazo, derrumbó centenas de piedras que estaban bajo un viaducto en el centro de la capital Paulista.

Ese “monumento” a la arquitectura hostil estaba justamente hecho para que personas en situación de calle no pudieran abrigarse. Después de eso, la municipalidad exigió la retirada de las piedras y anunció la destituición del responsable de la obra. Pero, ¿poner piedras para alejar a la gente de la ciudad es la solución al problema?

De acuerdo con el último levantamiento oficial de la Municipalidad de São Paulo, hubo un crecimiento de 50% en la población en situación de calle. Eran casi 16 mil en 2015, pasando a 24.300 en 2020, la cifra más alta de todo el país. En 2021, como producto de la crisis, desempleo y de la pandemia, esas cifras pueden ser mucho más altas.

Esas personas en situación de extrema vulnerabilidad, buscan una forma de abrigo y convivencia en la ciudad, pero encuentran aún más exclusión. Según especialistas, es necesario mirar los espacios vacíos de la ciudad y ordenar de la mejor manera para que puedan justamente ser ocupados por los que lo necesitan.

“Menos piedras y más flores”, Padre Julio es referente internacional en la defensa de los derechos humanos y sociales.

Es necesario huir de esa desigualdad reflejada en nuestra sociedad y hacer de todo para tener una ciudad más sociable e inclusiva. En la gestión anterior, del alcalde Fernando Haddad, fue creado el programa “Operación Trabajo PopRua”, para garantizar empleos y acompañamiento individual de cada persona. Durante cuatro horas diarias, los participantes hacían actividades como creación de huertas urbanas, jardinería, oficinas de fotografía, cultura y derechos humanos, con sueldo de R$615 al mes, equivalente a poco más de 100 dólares.

Poner vidrios, piedras o separar los bancos no hará que las personas no ocupen la metrópoli.

¿Vamos pensar en una ciudad más humana e inclusiva?

Compartir en redes sociales:

8
0

Este es un espacio de cocreación libre e independiente. Las tesis, los argumentos, las opiniones expresadas aquí reflejan los puntos de vista de los autores y no comprometen el pensamiento ni la opinión del equipo editorial de LA Network. Uno de nuestros principios es la pluralidad y la practicamos con convicción.

¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Artículos Relacionados

Imagen
Imagen