Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Comfama Top Home
Donar

“La lógica de producir lo mismo, siempre más barato, no tiene más sentido”: Gunter Pauli

Compartir en redes sociales:

LA Network tuvo la oportunidad de conversar con el creador de la “economía azul” en su visita a Buenos Aires. Allí dejó claro que debemos salirnos de las lógicas absurdas de la economía actual.

gunter-pauli
Gunter Pauli

Celeste del Bianco / Periodista. Colaboradora LA Network Buenos Aires

Papel fabricado con piedras, hongos comestibles a partir de los restos de café, larvas de moscas para alimentar a peces, cerdos y gallinas o la creación de detergente con la piel de la naranja son algunos de los proyectos que lleva adelante este reconocido emprendedor belga que dirige la Fundación ZERI (Zero Emissions Research and Initiatives), una organización que cuenta con el apoyo del gobierno de Japón y que reúne a más de 200 científicos en todo el planeta.

Convocado por el capítulo Argentino del Club de Roma, iniciativa también surgida de la mano de científicos y de políticos con el objetivo de llamar especialmente la atención sobre el uso racional de los recursos naturales, Pauli participó de diversas conferencias y charlas en las que expuso su paradigma: “Nosotros tenemos que tener otros modelos de negocios, no podemos seguir con los modelos que tenemos hoy en día. La lógica de producir lo mismo, siempre más barato, no tiene más sentido porque destruye el tejido social y destruye el medio ambiente”. Pauli propone  usar lo que está disponible a nivel local y a partir de allí generar valor sin descuidar la naturaleza.

Un ejemplo práctico de este modelo es la generación de papel piedra a partir de los desechos de la minería: “Cuando produces en una mina de oro o de plata, tienes que triturar una piedra. Y la piedra triturada produce polvo que genera asma. No es saludable pero es legal. Pensamos cómo motivar a las empresas mineras para que no hagan eso. Y la única manera es que ganen buen dinero. Y la manera es que cuando hayan triturado a 5 micras la piedra, el polvo lo recuperamos, lo mezclamos con un polímero y hacemos papel. Ya hay un millón de toneladas producidas en China cada año. Papel sin celulosa, sin cortar un árbol, sin usar el agua”, afirma Pauli.

Interesados sobre el presente y futuro de nuestras ciudades, LA Network habló sobre ellas con Gunter Pauli.

¿Cómo ve a las ciudades latinoamericanas? ¿Cuáles son los retos teniendo en cuenta el postulado de la economía azul?

Latinoamérica es un continente que está lleno de oportunidades. Latinoamérica es el continente más joven, que tiene una biodiversidad vibrante pero lamentablemente esta dinámica que tiene no se ha traducido en los empleos, en  la capacidad de responder a las necesidades para agua, alimento, vivienda. Por eso necesitamos realmente replantear la forma cómo estamos entregando a la gente lo mínimo para tener una vida digna en nuestras ciudades.

Habla de crear y crecer al ritmo de la naturaleza de las economías de nuestras ciudades ¿Cómo se logra?

La economía local es al final del día la base de todas las economías. La economía local es donde tenemos la plataforma para poder generar lo urgente, lo inmediato y por eso para mi las responsabilidades que tienen los políticos locales y las oportunidades que tienen las pequeñas y medianas empresas locales. Tiene que ser mejorado, tiene que tener un vigor, una entereza muy diferente y tiene que arrancar con lo que está disponible. Porque no se puede imaginar siempre que las soluciones vienen de afuera, tenemos que enfocarnos en lo que está.

¿Cómo hacemos para convertir a nuestras ciudades latinoamericanas  de consumidores a productores?

Es un punto muy importante, para mí es uno de los temas más interesantes. En los últimos 50 años se desarrolló cómo un gran consumidor de todo: consumo agua, consumo alimento, consumo energía y al final produce mucha basura. Por eso tenemos que arrancar con la basura. Por eso es tan importante para nosotros los proyectos de café, dónde somos capaces de utilizar el desecho de café. Después que hemos tomado nuestro expreso, convertirlo en un sustrato para cultivar hongos comestibles y utilizar el desecho del hongo para dar de comer a alguna gallina que nos pone los huevos. Es decir que localmente podemos hacer perfectamente. Es decir que desde el desecho del café convertimos un producto que podemos autoconsumir, y este cambio es muy importante. La gente no se da cuenta todo lo que tiene disponible.

Tenemos ciudades diversas, cada una con sus particularidades,  ¿Cómo es la idea de que los cambios vienen desde la periferia?

El centro siempre es muy conservador, el centro tiene el poder y tú no puedes esperar que la gente que tiene el poder y tiene los ingresos y su lógica establecida quiera hacer el cambio. Es en la periferia dónde la gente no tiene realmente los recursos, no tienen el agua, no tienen el alimento. Por eso en esta periferia la gente tiene mucho más flexibilidad y disponibilidad de cambiar toda la lógica y los dogmas que se han impuesto durante tantos años.

A modo de consejo, Gunter Pauli recita: “Siempre tengo a la naturaleza cómo inspiración, es la naturaleza lo que me inspira”.

Compartir en redes sociales:

0
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Artículos Relacionados

Imagen

Únete a la red colaborativa

Mantenemos tus datos seguros