Para interactuar en La.Network, debes ser un miembro de la comunidad

¡REGISTRATE, ES GRATIS!

Registrate con tu cuenta de Google Registrate con tu correo electrónico ¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión
Comfama Top Home
Donar

La ‘nueva normalidad’ se presenta con un septiembre de calor extremo

Compartir en redes sociales:

¿Comienza a hacerse realidad el gran temor de que nada cambie por la experiencia de la pandemia? Promedio global fue de 0.05°C más.

La ‘nueva normalidad’ se presenta con un septiembre de calor extremo
Europa también tuvo sus puntos de calor extremo involucrando los países alrededor del Mar Negro, Los Balcanes, Siberia y Francia, en donde “fueron particularmente cálidas en un período récord a mediados de mes”.

Récord histórico nacional de la más alta temperatura en Paraguay: Pozo Hondo (extremo noroeste del país) con 45.5°C. Récord histórico en Cuiabá, Brasil con 43.7°C, para las mediciones tomadas desde hace 109 años. Y la cuenta sigue…

El Servicio Meteorológico Nacional de Argentina reportaba, no sin críticas de los ciudadanos, que durante este septiembre 15 puntos del territorio registraron temperaturas que superaban los datos históricos. “También se registraron temperaturas extremas en una base de Antártida y un récord de lluvia en la provincia de Buenos Aires”, señalaba la agencia estatal.

Por otra parte, “Se informaron récords de altas temperaturas para Turquía, Israel y Jordania. Israel experimentó su septiembre más cálido registrado, y la intensidad y duración de la ola de calor de septiembre en Jordania fue excepcional”, reporta el Servicio de Cambio Climático Copernicus de la Unión Europea, agencia que entregó el informe en el que se concluye que este noveno mes del 2020, en el que el mundo olvidó la calma planetaria de las cuarentenas del primer semestre, resultó ser el más caliente en 130 años.

Europa también tuvo sus puntos de calor extremo involucrando los países alrededor del Mar Negro, Los Balcanes, Siberia y Francia, en donde “fueron particularmente cálidas en un período récord a mediados de mes”.

Sin embargo, el reporte también indica de bajas temperaturas excepcionales en otros puntos del mundo, mientras se empieza a conjurar también el fenómeno de La Niña en el Pacífico.

Aunque los expertos no lo advierten como una situación definitiva, estos registros podrían ser un indicio de que el efecto rebote en el clima que se presentara tras la crisis económica de 2008 se repita ahora cuando, luego de que los confinamientos más crudos del mundo dieran un respiro al planeta, se están presentando climas extremos, señal inequívoca del cambio climático.

La ‘nueva normalidad’ se presenta con un septiembre de calor extremo
Récord histórico nacional de la más alta temperatura en Paraguay: Pozo Hondo (extremo noroeste del país) con 45.5°C. Récord histórico en Cuiabá, Brasil con 43.7°C, para las mediciones tomadas desde hace 109 años.

Ante los impactos económicos para la región que según el Fondo Monetario Internacional (FMI) se calculan en una caída del 9.4 % en 2020, mientras que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) sugiere que cerca de 30 millones de personas en Latinoamérica regresarían a ubicarse en la pobreza; el temor ya se ha hecho manifiesto: que la urgencia no lleve a una recuperación verde.

Por ejemplo, “El desarrollo urbano tiene que ser verde, de lo contrario no es”, dijo a LA Network hace tan solo un par de días Elkin Velásquez, director para América Latina y El Caribe quien destacó además que en relación con las ciudades, escenario de muchos de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y crisis como la del cambio climático, es necesario pensar que tanto el corto como el largo plazo “comienzan el mismo día”, por lo que las medidas como la reducción de emisiones contaminantes que mantengan el aumento de la temperatura por debajo de los 1.5°, se hace urgente.

“Además, como durante la pasada crisis, existe el peligro de que se produzca un retroceso en materia de transición ecológica, debido a la creencia de que el incremento de emisiones de efecto invernadero es el resultado inevitable del crecimiento económico tras una recesión. Por tanto, si no queremos acelerar el cambio climático, necesitamos medidas económicas que estén a la altura de las circunstancias y que no den solución a una crisis empeorando otra”, señaló en mayo Lore M. Purroy Sánchez, asistente de investigación en el estudio ‘¿Los paquetes de recuperación fiscal del COVID-19 acelerarán o retrasarán el progreso sobre el cambio climático?’ que realizó la Universidad de Oxford con la participación del premio Nobel, Joseph Stiglitz.

Compartir en redes sociales:

1
0
¿Crees que este artículo no cumple con las normas de la comunidad? Reportar contenido

¿Cómo te pareció este artículo?

Comentarios

    Creemos en el debate respetuoso y constructivo. Nuestras ciudades lo merecen. Aquí puedes expresar tus comentarios

Artículos Relacionados

Únete a la red colaborativa

Mantenemos tus datos seguros