El pasado jueves 17 de febrero, fue inaugurado LAPIS (Lugares Amigables para la Primera Infancia) en El Manzano, una comunidad cercana a Valle de Bravo, Estado de México por Fundación FEMSA, Fundación Placemaking México, Fundación VÍA I.A.P y MUSGO.

 

LAPIS es una iniciativa de Fundación FEMSA junto a Fundación Placemaking, que tiene como objetivo crear ambientes que fomenten el desarrollo de los niños en sus primeros años y mejorar su experiencia en espacios públicos en compañía de sus cuidadores, por medio del juego y la participación comunitaria.

 

A través del proyecto social MUSGO de Fundación VÍA I.A.P, se busca apoyar a mujeres artesanas de la comunidad con capacitaciones para el trabajo, comercio justo y educación. Estas capacitaciones son impartidas en el Centro Comunitario de El Manzano, donde se promueve la venta de sus productos. Las artesanas que visitan de manera regular el Centro Comunitario, son acompañadas por sus hijos, a quienes se les imparten talleres educativos y artísticos.

 

Desde que se comenzó con la intervención hasta la inauguración, se trabajó de la mano de los niños de la comunidad, los cuales mostraron interés por jugar y trepar. Por esta razón, se incluyó en el diseño un multijuego con trepador con redes. Adicional, se recuperó la cancha y se colocaron juegos en el piso de la misma, buscando incentivar el sentido de apropiación y cuidado de los espacios públicos en la comunidad. 

 

La intervención se realizó bajo la metodología Placemaking, que está basada procesos participativos y que busca la regeneración de espacios públicos que generen comunidades resilientes y sostenibles.

 

Durante la inauguración del Lugar Amigable para la Primera Infancia (LAPIS) ubicado al interior del Centro Comunitario El Manzano, estuvieron presentes miembros de Fundación FEMSA, Fundación Placemaking México, MUSGO, Fundación VÍA I.A.P y las mujeres artesanas acompañadas de sus hijos.

.

 

“El Placemaking no sólo es aplicable para ciudades, también en zonas rurales logra ayudar a las comunidades a generar identidad con sus lugares públicos y les da las herramientas para reforzar sus lazos sociales. En este proyecto, apoyar a la primera infancia también es un incentivo para la economía de las familias, ya que éstas pueden permanecer en un lugar seguro mientras las mujeres realizan su trabajo como artesanas”, destacó Guillermo Bernal, Director Ejecutivo de Fundación Placemaking México.

 

“En Fundación FEMSA sabemos que el futuro se construye hoy y estamos convencidos que invertir en la primera infancia es una de las mejores maneras de construir sociedades más prósperas, con más justicia e igualdad. Cuando hay más niños y familias en los espacios públicos, nuestras ciudades se convierten en entornos más seguros y saludables para todos, agregó Eva Fernández Garza, Gerente de Inversión Social en Primera Infancia de Fundación FEMSA.

 

Por su parte, Gabriela Moreno Sánchez, cofundadora de MUSGO, comentó que “En MUSGO estamos convencidos que la capacitación productiva transforma a las mujeres de El Manzano. Convertirlas en artesanas por medio de nuestros talleres impacta en su aprendizaje y desarrollo personal. Es a través de este desarrollo que sus familias se transforman. Con el apoyo de programas de instituciones como Fundación FEMSA y Fundación Placemaking México contribuimos a que los niños vivan momentos felices, ayudamos a lograr la mejor versión de cada familia.”

 

Fundación FEMSA y Fundación Placemaking actualmente impulsan diez proyectos LAPIS; el primero fue inaugurado en el CENDI Morelos de la Alcaldía Miguel Hidalgo en la Ciudad de México, posteriormente en el Museo Infantil de Oaxaca. Los próximos LAPIS se implementarán en: Paseo Edison en Monterrey,  Ojo de Agua en Saltillo, Culiacán, Glorieta La Normal en Guadalajara, Miramar en Zapopan y dos más en la Alcaldía de Cuauhtémoc y Tlalpan en la Ciudad de México.