Los futuros arquitectos de Lima, ciudadanía sostenible que exige una ciudad planificada

LA Network - Equipo editorial
31 marzo, 2017 - Alianzas y Comunidades

Udeal, la Unión de Estudiantes de Arquitectura de Lima, se mueve incansable, crítica y propositiva para participar activamente en la transformación de la capital peruana.

Ciudadanos más activos y participantes de las decisiones que definen el rumbo de sus territorios. Jóvenes que asumen la responsabilidad de no permitir que otros decidan, muchas veces de manera impositiva e interesada, sobre su derecho a la ciudad. Futuros arquitectos que revaloran, mediante el pensamiento crítico, su papel en la sociedad.

Se trata de Udeal, la Unión de Estudiantes de Arquitectura de Lima que se creó hace cerca de tres años por la integración de jóvenes de 11 facultades de esta disciplina en distintas universidades de la capital peruana bajo una pregunta: ¿Qué es lo que estamos haciendo como universitarios, en nuestro rol de estudiantes de arquitectura, que aporte en este momento a nuestra ciudad?

“Nació por la posición crítica del Centro de Estudiantes de Arquitectura (CEA) de la Universidad Nacional de Ingeniería sobre las políticas urbanas en la ciudad. No ejercíamos una vida universitaria activa,  no opinábamos sobre lo que creemos que funciona o no funciona en la ciudad. Se sentía la desconexión entre la universidad y nuestra realidad urbana”, indica Dulce Romero Vidal, una de las voceras de la Unión. La chispa que terminó por encender esa llama en los jóvenes, fue la construcción de una obra pública denominada By Pass 28 de Julio, que consideraban arbitraria y que los llamó a la acción.

Y ese fuego que les indicaba que sí se podían cambiar las cosas, que sí se tenía la fuerza suficiente para argumentar sobre su ciudad, que debían presionar, pronto dio su fruto: la Universidad Nacional de Ingeniería se pronunció frente a la obra. “La Universidad Nacional de Ingeniería publicó un pronunciamiento respecto al ‘Baipás’ 28 de Julio porque no respondía a un planeamiento integral del sistema vial y transporte de la ciudad de Lima”, recuerda Laddy Torrejón Zelaya, también joven vocera de Udeal.

Que la academia se pronunciara activamente y que a ese pronunciamiento se sumaran arquitectos, hizo parte del proceso de fortalecimiento de lo que hoy se considera un movimiento social que trabaja por brindar información al ciudadano, transferirle conocimiento sobre planeación, sostenibilidad e integralidad para empoderarlo. Pero van más allá: “creemos en que ciudadanía, políticos y técnicos son los que construimos la ciudad y debemos caminar juntos”, expresó Torrejón.

Con la conciencia despierta y el poder político de una ciudadanía activada, Udeal ya participa en la formulación de políticas públicas como en el Seminario de Gestión y Uso de Suelo, en respuesta a la demanda urbana. También participó en la Ley de Espacios Públicos, participando junto con las diferentes asociaciones vecinales en estas luchas ciudadanas.

Pero, ¿y cómo llegan los jóvenes estudiantes de Udeal a esos ciudadanos con el mensaje de participación, de derecho a la ciudad, de planificación?

La Unión se concentra en tres líneas esenciales: Movilidad, Espacios Públicos y Áreas Verdes. Y con esas temáticas ha creado casi que un ‘ejército’ en el mejor sentido del término, que lleva un mensaje directo a los habitantes de Lima Metropolitana primero con grupos informativos y ahora, incluso en los buses.

“¿Por qué empezar con los buses? Porque son la máxima representación de la falta de planificación en el transporte público. De ese modo las personas, al ver a un grupo de estudiantes de arquitectura hablando de planificación urbana y movilidad sostenible, se sienten identificadas. Este es el primer paso para lograr concientizar a los ciudadanos de a pie”, explicó Romero Vidal.

Un ejemplo de ese pensamiento crítico es su posición frente al sistema actual de movilidad de Lima. Creen que no se debe construir más vías, un concepto que en el mundo se ha confirmado, va en contravía de la movilidad sostenible pues crea un círculo vicioso que fomenta el incremento del parque automotor en detrimento del transporte público.

Udeal cree que su tren metropolitano es inclusivo y alrededor de este se debe mejorar la oferta sin ceñirse exclusivamente a modelos foráneos, sino privilegiar soluciones locales que tengan en cuenta formatos como el mototaxismo, sin olvidar, claro, los buenos ejemplos mundiales.

Y así, llenos de juventud, empoderados, críticos, inagotables, estos muchachos integran un gran ejemplo de ciudadanía activa para las ciudades de Latinoamérica, unión que espera hacer de Lima Metropolitana, una conurbación “para todas y todos” y además con una ventaja: su permanente renovación.

“Los miembros que egresan como arquitectos pueden seguir apoyando en esta lucha desde otros campos, siendo parte de la toma de decisiones, pero ya no asumir cargos dentro de la Unión”, concluyó Romero Vidal.