Más de 14 municipios de Colombia se beneficiarán con nueva línea de transmisión eléctrica

LA Network Ciudades - Ciudades
18 febrero, 2017 - Hábitat y Desarrollo Urbano

La construcción de la línea de transmisión a 230.000 voltios se efectuó cumpliendo con altos estándares técnicos y ambientales.

Foto: Empresas Públicas de Medellín

Municipios de los departamentos colombianos de Cundinamarca (incluyendo a Bogotá), Meta, Guaviare y el norte del Tolima, cuya población beneficiada será superior a los 12 millones de habitantes, resultarán favorecidos luego de que Empresas Públicas de Medellín – EPM anunciara la entrega en operación de la línea de transmisión a 230 mil voltios del proyecto Nueva Esperanza, cuyas obras totales avanzan en un 93%.

Con la entrada en operación de esta línea, EPM dio un paso trascendental en su esfuerzo por cumplirle a Colombia con la entrada en operación plena de este proyecto en el primer semestre de 2017, aunque resta por concluir la línea a 500 mil voltios que va desde el municipio de Tenjo hasta Soacha, en Cundinamarca, departamento que tiene a Bogotá por capital.

La línea de transmisión a 230 mil voltios del proyecto Nueva Esperanza, tiene una longitud de 150 kilómetros que parten desde la Subestación Guavio, en Mámbita (Cundinamarca), hasta la Subestación Nueva Esperanza, tiene 311 torres metálicas que soportan más de 895 kilómetros de cable conductor a lo largo de su recorrido por 14 municipios de Cundinamarca y mil 35 predios.

Para su proceso de construcción, Empresas Públicas de Medellín debió realizar dos modificaciones del trazado original o variantes, que fueron concertadas con las comunidades y avaladas por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), esto con el fin de preservar los recursos naturales y brindar mejores garantías a los habitantes de las zonas impactadas.

Cumplidos estos requerimientos, el proyecto quedó garantizando altos estándares técnicos y ambientales, que la hacen segura y confiable para la prestación del servicio y para la comunidad, ya que esta línea representa aumentar la capacidad de transporte y la confiabilidad del sistema eléctrico que abastece la zona centro-oriental del país latinoamericano.