Montería y Riohacha, las ciudades con mayor dinámica inmobiliaria de Colombia en 2016

LA Network - Equipo editorial
17 febrero, 2017 - Hábitat y Desarrollo Urbano

El Índice de Valoración Predial (IVP) es una herramienta que permite identificar las ciudades que están presentando una mayor dinámica y valoración inmobiliaria en Colombia. Montería evidencia un ritmo creciente, mientras Riohacha da un gran salto en el escalafón, según estudio de entidades públicas.

Un estudio conjunto del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), el Departamento Nacional de Planeación (DNP) y el Departamento Nacional de Estadística DANE, estableció que el comportamiento de la dinámica inmobiliaria en Colombia durante 2016 no registró mayores sobresaltos. La investigación analizó los valores de la propiedad en 2,6 millones de predios con destino residencial de 22 ciudades capitales (sin incluir a Bogotá).

En el estudio contrasta el incremento de los precios en algunas ciudades y la marcada desaceleración del crecimiento en otras; razón por la cual el Índice de Valor Predial (IVP) nacional pasó de 5,80 en 2015 a 5,48 en 2016.

De las 22 capitales analizadas, Montería fue la que registró el Índice de Valoración Predial (IVP) más alto con 8,61, motivado en buena medida por el auge constructivo de vivienda y urbanizaciones en la zona norte de la ciudad en barrios como La Castellana, la renovación urbanística del Centro y la extensión en el costado oriental de la Ronda del Río Sinú, proyecto emblemático de la ciudad para conectar a los ciudadanos con su río.

Ronda del Sinú, Montería.

El auge inmobiliario de Riohacha también es significativo y está explicado en gran medida por la construcción de centros comerciales y almacenes de cadena que han servido para activar la construcción también de nuevas viviendas. Riohacha pasó del puesto 20 el año 2015 al puesto 2 para la medición actual con un IVP de 7,28.

El top 10 de las ciudades capitales con mejor dinámica lo conforman entonces Montería (8,61), Riohacha (7,28), Pasto (7,22), Quibdó (6,5), Valledupar (6,33), Tunja (6,14), Ibagué (6,1), Popayán (6,07) Neiva (6) y Bucaramanga (5,87).

En el caso particular de Bucaramanga, Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del IGAC, aseguró que es evidente que las modificaciones realizadas en el Plan de Ordenamiento Territorial (reglamentado a finales de 2014), influyeron en la expedición de licencias de construcción, específicamente en la parte central de la ciudad, e intervinieron en la nivelación de los precios de la tierra de estas mismas zonas.

“Esto expone que los precios venían con un aumento mayor al crecimiento, y que estos se encontraban por encima de un marco económico, donde se ofrece y dispone un buen número de bienes, pero su adquisición es menor a la ofertada”, explicó.

En la ciudad de los parques, las principales obras que han determinado la variación de los precios son el transporte masivo Metrolínea y el mejoramiento de vías y de infraestructura.

Mientras tanto ciudades como Manizales (4,61), Medellín (4,66) y Armenia (4,77), presentaron en este estudio los IVP más bajos.

No obstante, vale señalar que aquellas urbes que presentaron los mayores descensos en el escalafón entre un año y otro fueron Florencia (que fue la número 1 en 2015 y bajó 13 puestos para esta medición), Manizales (que pasó del puesto 13 al 22), Sincelejo (bajó del puesto 2 al 11)  y Cali (que descendió de la posición 10 a la 17).