Niños enfermos en Río de Janeiro reciben clases mientras se recuperan

Niños enfermos en Río de Janeiro reciben clases mientras se recuperan

LA Network Ciudades - Ciudades
29 noviembre, 2017 - Inclusión

En paralelo a las clases hospitalarias, a su vez, el centro médico Souza Aguiar también creó una sala de juguetes, espacio pensado para una recuperación más sana de los niños.

Niños enfermos en Río de Janeiro reciben clases mientras se recuperan
Foto: Prefeitura de Río de Janeiro

Un convenio entre la Prefeitura de Río de Janeiro, la Secretaría Municipal de Educación (SME) y diez unidades de salud, permite que decenas de niños de la ciudad puedan disponer de espacios de aprendizaje mientras avanzan en sus procesos de recuperación en salud.

Una clase hospitalaria funciona como cualquier escuela de la red municipal: de lunes a viernes, con horarios de clase definidos. Todo niño internado en la unidad puede asistir a las clases, aunque no estudien en la red municipal. Y el único requisito previo es que el alumno sea liberado por el equipo médico para asistir al aula. Sin embargo, en algunos casos, las lecciones se enseñan en el lecho del hospital.

Sobre la campaña educativa, la profesora Karla Bastos destacó que permite que “atendamos, mensualmente, alrededor de cuarenta niños, y adaptamos la dinámica de las clases al cuadro clínico del alumno”.

Plan estructurado en beneficio de los niños

La docente, remarcó que el plan de clases se estructura según el año escolar de los niños. Siempre que sea necesario, la maestra entra en contacto con la dirección de la escuela del alumno para saber qué contenidos deben ser priorizados y, en algunos casos, aplica las pruebas que él estaría haciendo en la escuela regular. A pesar de que está disponible para cualquier estudiante admitido, las clases hospitalarias están relacionados con la educación especial y los profesores que participan en el programa participan en la formación ofrecida por el Instituto Helena Antipoff.

“El proyecto busca aproximar las actividades desarrolladas en la clase hospitalaria a lo que se hace en la red municipal, donde existe el Cineclube en las escuelas. Como la rotatividad en el ambiente hospitalario es mayor, el proyecto se celebra cada viernes, el cine está abierto a todos de la enfermería, incluso pacientes y acompañantes, propiciando un momento de ocio y relajación”. Agregó la profesora.