¿Nos aprovechamos de la pandemia?

¿Nos aprovechamos de la pandemia?

LA Network - Equipo editorial
21 octubre, 2020 - Movilidad
¿Nos aprovechamos de la pandemia?
La movilidad es un derecho de todos. Pero, no todos podemos ejercer con la misma libertad, comodidad y tranquilidad. Los sistemas no están diseñados con base en las necesidades de sus usuarios.

Vivimos un momento histórico, y muchos lo están viviendo en pijama y comiendo galguerías todo el día. Y, ¿por qué no, si nada más está pasando? Otros, lo han visto de otra forma y están aprovechando la pandemia para ponerse en forma y adelantar miles de cosas. La pandemia nos ha puesto a prueba, nos ha retado y ha puesto en cuestión muchas cosas que teníamos predefinidas o dábamos por hecho. Nos ha mostrado además que tenemos básicamente dos opciones, o quedarnos paralizados y no hacer nada, o aprovechar de estos momentos para mejorar nuestro entorno, tanto en casa como fuera de ella.

En este contexto también es cierto que varios retos han resurgido o simplemente se han hecho más evidentes; entre ellos, la tarea todavía pendiente en América Latina y el Caribe de brindar una movilidad que sea accesible, segura, asequible y sostenible. Y que las consecuencias de estas carencias no solo se agrandan, sino que se vuelven más graves para ciertas poblaciones como los adultos mayores, los niños y las personas con discapacidad.

Es por ello, que, desde el BID, hemos unido esfuerzos, capacidades y expertise en temas que van desde la arquitectura, el transporte, la seguridad vial y la discapacidad para lograr ayudar a los países con una visión y estrategia comprehensiva e integral de la problemática, pero sobre todo de las posibles soluciones y su implementación.

Parte de estos esfuerzos incluyen brindar capacitación y apoyo técnico a funcionarios de gobiernos y entidades que colaboran con éstos, hasta diseñar, programar y ejecutar operaciones financieras que consideren estas necesidades y planteen los elementos que deberían de implementarse para mitigar los riesgos y consecuencias de estas disparidades en acceso y seguridad en el transporte.

En Paraguay se diseñó el programa de construcción y posterior mantenimiento de 166 km de la Ruta Nacional Nº12. Esta ruta recorre lo largo de la frontera sur del Chaco paraguayo, en paralelo al río Pilcomayo y busca cerrar la brecha en infraestructura vial, agua y saneamiento, energía, vivienda, educación, salud, empleo en esta zona del país. Con las mejoras técnicas de esta arteria vial se busca incrementar igualmente la seguridad vial y promover carreteras inclusivas, así como incorporar criterios de diseño que faciliten la accesibilidad universal en las intervenciones urbanas que circundan el proyecto.

En Honduras, a través del programa de reformas del sector Transporte y Logística de Carga, conscientes de la necesidad de reforzar la acciones de inclusión en este sector con grandes brechas y barreras, no sólo físicas, sino comunicacionales y aptitudinales, y en el marco del Decreto 160 de 2005 (Ley de equidad y desarrollo integral para las personas con discapacidad de Honduras) se firmó un memorando de cooperación interinstitucional entre el Consejo Nacional de Logística, las Secretarías de Trabajo, Desarrollo e Inclusión Social y de Derechos Humanos.

Éste tiene el fin de promover acciones y mecanismos para impulsar la inclusión socioeconómica de personas con discapacidad en el sector de transporte y logística, basado en evidencias que señalaban falta de incentivos y promoción de la contratación de PcD, carencias en la infraestructura logística y de transporte con desde la óptica de accesibilidad universal; o la necesidad de mayor capacitación y educación que facilite el acceso a empleos de calidad en el sector.

Ahora bien, regresando al tema de la pandemia, ¡claro que son tiempos difíciles!

O dejamos que la pandemia se aproveche de nosotros o nosotros nos aprovechamos de ella. Tal y como los pequeños espías del video que hemos visto nos sugieren. En República Dominicana han aprovechado para habilitar y señalizar 10 km de ciclovías urbanas o la instalación de clico-parqueaderos en las entradas a las estaciones de Metro y teleférico. Ya se está planificando la ampliación de la red, así como otras acciones de peatonalización y urbanismo táctico en lugares estratégicos de la ciudad.

¿Nos aprovechamos de la pandemia?
En República Dominicana han aprovechado para habilitar y señalizar 10 km de ciclovías urbanas o la instalación de clico-parqueaderos en las entradas a las estaciones de Metro y teleférico.

También han aprovechado que las escuelas están cerradas para implementar las recomendaciones y mejoras en la infraestructura del entorno escolar. Para asegurar que los niños puedan llegar de forma segura con la Guía de implementación. Una normativa nacional, para que las escuelas, nuevas y existentes, cuenten con una inspección de seguridad vial. Así como las intervenciones necesarias para hacerlas seguras y accesibles.

Y en Brasil… bajo el Programa de Movilidad Urbana Sostenible de Curitiba se implementó la Metodología de Mapas de Viaje del Cliente. Esta se basa en el acompañamiento y observación del viaje de los usuarios con discapacidad o con movilidad reducida en su desplazamiento en transporte público. Los resultados permitieron a las autoridades locales identificar las barreras físicas, operativas, comunicacionales y actitudinales de los usuarios y que las nuevas inversiones sean 100% accesibles.

La movilidad es un derecho de todos. Pero, no todos podemos ejercer con la misma libertad, comodidad y tranquilidad. Los sistemas no están diseñados con base en las necesidades de sus usuarios.

Los ajustes razonables para hacerlos accesibles están inventados hace rato y ahora es la oportunidad perfecta para aplicarlos. Te invitamos a ser ferviente embajador de la movilidad segura y accesible. Únete al equipo de personas que queremos transformar nuestro entorno ¿te animas, y nos aprovechamos de la pandemia?

Te queremos escuchar, comparte este blog o el video con tus comentarios e ideas y etiquétanos @BIDtransporte @BIDgente @BID_igualdad.

Y sé parte de los valientes que nos atrevemos a contribuir para tener una movilidad segura, inclusiva y accesible ¡para todos!

 

Artículo publicado originalmente en Blog del BID