Nuevas medidas para proteger la Ciénaga Grande de Santa Marta

Nuevas medidas para proteger la Ciénaga Grande de Santa Marta

LA Network Ciudades - Ciudades
26 agosto, 2018 - Ecología Urbana

Los resultados medibles del trabajo se entregarán en el informe anual del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras – INVEMAR, a comienzos del 2019.

Nuevas medidas para proteger la Ciénaga Grande de Santa Marta
Ciénaga Grande de Santa Marta. Foto: Ministerio de Ambiente de Colombia

El Ministerio de Medio Ambiente de Colombia y la Corporación Autónoma Regional del Magdalena – Corpamag, comenzaron la apertura de canales laterales de la Ciénaga Grande de Santa Marta, permitiendo el ingreso de agua dulce a los sectores de los caños principales que presentan mayor índice de salinidad, en una técnica conocida como ‘Espinas de Pescado’.

Lea de nuevo: Ciénagas y manglares son vitales para la protección de las ciudades costeras ante el cambio climático.

El propósito de esta intervención, es contribuir a la rehabilitación hidrológica y buscar mejorar las condiciones ambientales, propiciando el desarrollo e impulsando la recuperación del bosque de manglar. Con ese ingreso de agua dulce adicional, empezó a crecer mangle y a reverdecer. Hasta el momento se han construido 23 canales con longitudes y formas variables.

De acuerdo con Karen Forero Bula, subdirectora técnica de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena – Corpamag, “estos sectores se encuentran hipersalinisados (con exceso de agua salada), y por eso, gran parte de su mangle está desfoliado o estresado”. Agregó, además, que La construcción de los canales se hizo en la margen izquierda del caño Clarín Nuevo, específicamente, entre los kilómetros 13 y 23.

Visita también: San Andrés disminuiría su capacidad de mitigar el cambio climático.

La funcionaria remarcó que como complemento al trabajo interinstitucional que se adelanta en el territorio, se construyeron estos canales y se realiza el mantenimiento de los dos primeros kilómetros al caño Clarín Nuevo. Se espera que mejoren las condiciones ambientales en el Plan de Manejo VIPIS, aportando también al objetivo de recuperar uno de los humedales más importantes de la región y del país.

Los resultados medibles del trabajo se entregarán en el informe anual del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras – INVEMAR, a comienzos del 2019. Sin embargo, ya se observa, según Forero, el crecimiento del nuevo mangle, hay presencia de fauna en la zona y es notorio el cambio de las condiciones, la calidad y características del agua en el sector, un indicador de que la técnica implementada ha dado resultado.